06 / 06 | Cultura, Política

“ACOSTARSE CON UN BOLUDO NO ES VIOLENCIA”

Alexandra Kohan es la feminista que incomoda al feminismo. La psicoanalista y docente de la Facultad de Psicología de la UBA, empuja a repensar los discursos instalados desde algunos sectores del Movimiento de Mujeres y coloca signos de preguntas donde antes había exclamaciones. Así es que, con crudeza e ironía, la autora de "Psicoanálisis: por una erótica contra natura” desarma los términos de “responsabilidad afectiva” y “amor propio”, habla de los escraches, del #noesno y advierte que, desde estas perspectivas, “uno siempre es bueno, casto y puro” y que “si a todo le ponemos el nombre patriarcado, no pensamos más nada”.

—¿Cómo puede afectar el concepto de responsabilidad afectiva en los vínculos entre adolescentes?

Primero, tendríamos que definir qué es ese término nuevo. Porque como es tan nuevo se fue llenando de significados y al final nadie sabe bien qué quiere decir. Cada uno lo rellena. Lo que yo encontré es que, en general, es enunciado por mujeres y que se le exige al varón o al par. Porque yo diría que podría ser extensivo a cualquier partenaire, ¿no? Sin embargo, veo que es una exigencia de ciertas mujeres hacia ciertos varones. Esa es una cuestión con la que yo ya no acordaría porque el partenaire puede ser cualquiera…

—¿Pero no creés que los varones suelen empatizar menos que las mujeres?


—Por la formación que tengo, a mi me cuesta muchísimo pensar en términos de mujeres y varones. Lo que el Psicoanálisis intenta una y otra vez es que no se esencialice ninguna posición de sujeto, menos por el lado del género, porque eso impide pensar. Después, también me cuesta pensar cosas a priori porque van a funcionar como un prejuicio a la hora de escuchar. El asunto es que la posición del analista nos exige sacarnos esos prejuicios de encima para poder escuchar la singularidad. Ahora, imaginate en términos de mujer y varón… Yo no tengo idea lo que es una mujer, lo que es un varón. Menos que menos podría decir “los varones”, “las mujeres”. Entonces, son dos cosas: no esencializar y después no generalizar. Ya dijiste una palabra que para mí es complicada que es “empatizar”; si el psicoanalista empatiza con su paciente, pierde al paciente. Pensá vos con una amiga que te cuenta algo que está sufriendo, si vos empatizás mucho con ella, te ponés a llorar con ella. No la podés ayudar mucho.

—Perdés la “objetividad”

—Claro. Y ponerte en el lugar de ella es sacarla de ese lugar. La empatía tiene un doble filo: por un lado, pareciera ser algo virtuoso y que sirve para ayudar a otro, y en realidad uno poniéndose en el lugar del otro, saca al otro. No soporta la otredad como tal, que es que el otro es distinto, piensa distinto y responde totalmente distinto. Por ejemplo, le decís “no lo llames”, y lo llama. Y le decís “te dije que no lo llamaras” y te enojás. Porque ayudar no deja de ser una posición de poder: uno quiere que el otro haga lo que le está diciendo, para eso te pidió ayuda. A veces sólo hay que decir “te entiendo” y nada más.

"si el psicoanalista empatiza con su paciente, pierde al paciente"

Compartir:

—¿Se volvió un lugar común la “empatía”?

—Hoy todo el mundo cree que si hay empatía el mundo se resuelve. “All you need is love, all you need is empatía”, ¿no? Termina siendo un poco banal. El psicólogo americano Paul Bloom sacó un libro que se llama “Contra la empatía”, y lo dice es: “Ojo, porque en la empatía te quedas identificado con el otro y no podés actuar”. Entonces menciona, por ejemplo, que los padres empatizan tanto con los hijos que no les quieren poner límites, que no quieren que lloren. Es eso: armar una mismidad con el otro que impide recortar una otredad radical. Otra vez es la autoreferencia: suponer que uno es la medida del otro.

—Entonces, volviendo a la responsabilidad afectiva, mencionaste que no hay que generalizar ni esencializar. Ahora, cuando uno hace algo que puede molestar al otro ¿no es consciente de eso?

—Es que cuando veo que la responsabilidad afectiva es algo que se le exige a los varones, la cuestión principal es que se está evaluando todo como si las personas fuéramos sujetos de la voluntad y sujetos conscientes de lo que hacemos. Suponer que el otro sabe lo que hace y que hace lo que quiere es peligroso porque se construye un otro muy poderoso. Uno construye a un otro que sabe, que puede, que decide, que es libre. Que dice “yo voy a hacer esto” y va directo y lo hace. No hace falta leer una línea de psicoanálisis para advertir que no es así. Sobre todo en el terreno del amor. No hay una relación entre yo y otro sin que estén mediando fantasmas, miedos, prejuicios, tanto tuyos como del otro. No hay una relación dual. Es un error pensar que entre vos y yo, si nos vamos a relacionar afectivamente… Porque ese es el término, ¿no?

—Sexoafectivamente.

—Sexoafectivamente. Se le pide al otro algo así como “decime lo que querés sin vueltas”. ¿Cómo podría alguien saber lo que quiere? ¿Cómo podría alguien saber lo que quiere antes del encuentro con otro? ¿Cómo puede ser que alguien sea capaz de pensar que uno puede saber lo que quiere? Hay mediaciones entre lo que uno dice que quiere en el plano consciente y lo que después hace con eso. Esto lo descubre Freud y cambió el modo de pensar en Occidente, no se trata de si te gusta ir a terapia o no. El sujeto no es dueño de sí mismo porque hay un inconsciente. La voluntad freudiana está corrida, no es la voluntad “yo quiero”, es la de la pulsión que es un concepto mucho más difícil. Uno no tiende a su propio bien.

"Suponer que el otro sabe lo que hace y que hace lo que quiere es peligroso porque se construye un otro muy poderoso"

Compartir:

¿Por qué?

—Porque advierte que “querer no es poder”: ¿por qué si yo quiero dejar de comer harinas, no dejo de comer harinas?, ¿por qué si quiero dejar de fumar, no dejo de fumar?, ¿por qué no dejo de hacer las cosas que “me hacen mal”? Trasladá eso al plano amoroso. Además, si uno a priori sabe lo que quiere con el otro, empieza a armarse como un manual de la persona ideal. Escribís las cinco características de tu persona ideal y listo, cualquiera que no entre en esa lista, deberías descartar. Sin embargo, no la descartás.

Entonces, ¿el problema es esa lista?

—Claro. Funciona como un ideal que es a priori de cualquier posible encuentro con alguien. Y los ideales molestan bastante. Pero también podrías encontrar a una persona que cumpla con todos esos requisitos y que no te pase nada. Entonces el deseo no es lo mismo que lo que uno dice que quiere. El amor, el deseo y la satisfacción pulsional son tres cosas distintas que no van directo hacia el objeto. No somos transparentes a nosotros mismos, menos, el otro va a ser transparente para uno.

—Y estos ideales, ¿cómo intervienen en la idea de responsabilidad afectiva?

—Se supone que el otro no es transparente porque es mentiroso. Yo no digo que no haya gente mentirosa pero el movimiento es inverso: es suponer que el otro no hace lo que vos esperás que haga pudiendo hacerlo. “No le costaba nada llamarme”. Bueno, parece que sí le costaba, ¿por qué suponer que al otro no le cuesta? No funciona así. Después uno escucha el otro lado y resulta que se estaba carcomiendo la cabeza. En estas exigencias nunca se supone que el otro también está torturado, que tiene su propia neurosis. Siempre se lo supone libre, que sabe lo que quiere y que si no lo hace es porque es malo. Mal tipo.

—¿Que uno no sea libre, significa que no es responsable?

—Tendríamos que definir responsabilidad. Una cosa es responder por lo que uno hace y otra es suponer que uno está obligado a responder por lo que suscita en el otro. Pensémoslo en un lugar más evidente. En el Derecho, la responsabilidad civil, si vos atropellás a alguien, el seguro responde por ese acto. En términos generales yo puedo estar obligado a responder por mis obligaciones cívicas, ahora ¿qué quiere decir responsabilidad afectiva? ¿Que yo debería responder por qué?

"La responsabilidad afectiva es una especie de oxímoron. Porque uno no es responsable de los afectos"

Compartir:

—Por no cuidar al otro, por ghostearlo, por ignorarlo. Por herirlo.

—Yo no tengo cómo saber lo que te voy a causar. Lo que vi de la responsabilidad afectiva es que es una traducción de “hacerse cargo” y hay cosas por las que no hay que responder. Pongamos un ejemplo concreto. Vos no histeriqueaste ni apretaste con nadie, pero al otro le dio celos y vos, en vez de alojar lo que sintió, aunque no se lo hayas causado vos, le decís “no hice nada, jodete”. Entonces está en el otro elegir con quien quiere estar: con alguien que rechaza lo que le pasa o con alguien capaz de escuchar, de ser contenedor, aunque no haya sido responsable. Pero no es que uno no tiene nada que ver porque no lo causó, es porque son cosas del otro. Es un lugar en el que el otro te quiere poner una y otra vez y eso también es violento. La responsabilidad afectiva es una especie de oxímoron. Porque uno no es responsable de los afectos.

—¿Cómo es eso?

—Si vos me amás, es porque hay algo amable en mi. Pero yo no tengo que responder por eso. Porque yo no soy estrictamente responsable porque lo que vos me amás. “Me desilusionaste porque yo pensé que vos…” y las ilusiones que te hiciste conmigo, no tengo que responderlas. Ahora, si yo digo que voy a pasarte a buscar a las 10 y no voy, a lo sumo decime “me cagaste”, pero no me hables de responsabilidad afectiva. Y si te lo hago una y otra vez, está en vos ver por qué te quedás esperando a alguien que te dice una y otra vez que va hacer algo que no hace. Endilgarle todo al otro, evita que uno se pregunte cosas a sí mismo. Uno siempre es bueno, casto, puro y todo es culpa del otro. No me parece. Además siempre se exige responsabilidad afectiva, pero nunca se promete. Siempre está enunciada en una sola dirección. ¿No es raro eso?

—¿Qué creés que se pretende con la responsabilidad afectiva?

—Veo que se pretenden cláusulas de un contrato. Y como hay que responder a esas cláusulas, no hay ningún margen de libertad. Si es que la hay. Pero además uno está obligado a responder por ese contrato. Para eso casáte, que eso es un contrato que dice que tenés que hacer esto y esto, y si no cumplís, el otro te puede hacer un juicio de divorcio.

¿Intentamos evitarnos un malestar?

–Se pretende que la cosa ande, que haya garantías. Por ejemplo, empezamos a salir. “Por favor, si un día te dejo de gustar, avisáme, no me claves el visto”. Y el otro te va a decir “bueno, dale” pero después, como diría Macri, “pasaron cosas”. Yo sé que es horrible quedarse en ascuas, lo entiendo. No estoy diciendo “la vida es así”… pero la vida es así: uno a veces se queda sin respuestas y le exige al otro que responda cuando, en realidad, si uno revisara esa primera cita, ahí estaba todo. Y uno lo corrió y siguió. Ahí ya escuchaste algo y pensaste “esto mucho no me gusta, pero bueno, conmigo va a ser diferente”. Siempre hay malentendidos, desencuentros, imposibilidad de complementación: eso es tener una relación.

–¿Hay que aceptar esos riesgos cuando uno decide relacionarse?

–Son cosas que uno se juega porque tiene ganas de estar o conocer al otro. Pero si va y revisa, hay elementos. No es que el otro desaparece de la noche a la mañana: había indicios. Y eso es un trabajo enorme: revisar, pensar, pensarse. No es cómodo, uno se angustia, se da cuenta que es parte de una escena en la que a veces no quiere estar y sin embargo, está. Eso tampoco nos hace culpables. Pero hay que admitir que uno no se conoce a sí mismo como cree.

"No estoy diciendo “la vida es así”… pero la vida es así: uno a veces se queda sin respuestas y le exige al otro que responda cuando, en realidad, si uno revisara esa primera cita, ahí estaba todo"

Compartir:

–Entonces son actitudes que forman parte de lo humano y no actitudes patriarcales…

–Yo no pondría eso a cuenta del patriarcado porque es banalizarlo. Eso no es patriarcado. Lo que es patriarcado es suponer que la mujer es sumisa, pasiva. Que no puede decirle “che, flaco, sos un tarado, chau”. Porque la pregunta es por qué seguís esperando a alguien que te clavó el visto. ¿Por qué empezás a hacer capturas de pantalla y mandárselas al comité de tus amigas? Tres noches seguidas tratando de escrutar, haciendo una hermenéutica del chat, de los emojis del pibe. Si a todo le ponemos el nombre patriarcado, no pensamos más nada. “Listo, es el patriarcado, no soy yo que me quedo enganchada con un tipo que no me contesta los llamados, que lo estoy persiguiendo”.

–Otra de las cosas que se escucha es que el amor no duele, ¿se puede amar sin sufrir?

–No, el amor duele. Son discursos que se compran de la misma manera que se compran los libros de autoayuda, que son los que más se venden. En la Feria del Libro había cola porque estaba Bernardo Stamateas. Y mirá cómo serán las cosas: es un pastor evangelista. ¿Cómo puede ser? Con Magalí Tajes pasa lo mismo. Porque son discursos evangelizadores. Son puro sentido, llaman a la identificación, a la fascinación. Fascinarse, que viene del latin fascinum, que a su vez viene de falo, también quiere decir petrificarse, paralizarse. Eso es el efecto de masa: uno queda paralizado y no puede pensar. No tengo nada en contra de los pastores, pero tienen un discurso evangelizador y lo que yo entiendo por feminismo, es lo contrario.

–Stamateas fue justamente el que popularizó el término “tóxico” para refererirse a las relaciones.

–Y prendió mucho porque te desresponsabiliza de todo. El otro es tóxico, vos no tenés nada que ver y no es así. Lo que hay que pensar es por qué sostenés relaciones con personas tóxicas. Además se dice mucho que “no hay que juntarse con gente tóxica”. Bueno, te vas a quedar solo en tu casa, para siempre. A mí me gusta mucho la idea de “estar intoxicado”. Siempre lo pensé en términos positivos. Me molesta mucho que se la hayan apropiado y que ahora tenga una connotación negativa.

–¿Pero la intoxicación no te mata?

–No siempre. Una vez a Lucrecia Martel (guionista y directora argentina de cine) le preguntaron cómo había decidido filmar Zama. Ella contó que se encontró con esa novela y que su lectura la había “intoxicado”. Y yo entendí perfectamente. A mí también me intoxicó. Leer, leer a otro, tiene que ver un poco con intoxicarse. Es como la palabra “fármaco”, que viene de los griegos: es algo que por un lado te cura y por otro te envenena. Bueno, las relaciones son así. Y eso que te envenena, no es porque el otro sea malo. Uno también produce su propio veneno.

–También se dice que las relaciones “tóxicas” se solucionan con un poco de amor propio.

–Ese es el mensaje. ¿Para qué vas a buscar a otro si afuera es todo hostil? Quedate en casita, que estás más protegido. Ahí me parece la clave es la palabra “necesidad”. Porque uno puede decir “yo no necesito a otro, pero quiero estar con otro”. Hay que separar la necesidad de las ganas. Porque una cosa es el anhelo, por ejemplo, estudiar una carrera. Y otra cosa es que se conviertan en imperativos: hay que hacer una carrera. La gente sufre de eso y la cura es hacer caer esa idea de que tenés que saber hacia dónde va tu vida. ¿Cómo podrías saberlo? Eso trae frustración. Cualquier cosa que se ponga adelante como proyección, en algún momento empieza a ser un obstáculo. En términos de amor es lo mismo.

"Porque la pregunta es por qué seguís esperando a alguien que te clavó el visto. ¿Por qué empezás a hacer capturas de pantalla y mandárselas al comité de tus amigas? Tres noches seguidas tratando de escrutar, haciendo una hermenéutica del chat, de los emojis del pibe."

Compartir:

–El “amor propio” propone que no importe la mirada del otro, pero ¿es posible a la hora de relacionarse?

–Cuando te mirás al espejo, tenés una imagen tuya, una idea de vos. Y el otro, cuando te ama, hace que eso se diluya un poco. No te ama por lo mismo que por lo que vos creés que sos. Por ejemplo, vos decís “no me gustan mis piernas”, y viene el otro y te dice que lo que más le gusta de vos son tus piernas. ¿Qué haces con eso? Soportar ser amado, es dejarse tomar por otro. Y justamente el amor propio es lo contrario. Porque el discurso del amor propio es “amate tal cual sos”, con esas piernas, con ese culo no hegemónico. Si vos te amás demasiado tal cual sos, no hay lugar para otro. Porque el otro va a venir a decirte otra cosa.

–Hay que aceptar que la mirada del otro te modifica.

–Es que el amor hace de uno, otro. Te hace extraño para vos mismo. Uno nunca es amado por lo que cree que es. Hay una ilusión neurótica de creer que sabemos quiénes somos y quién es el otro. Entonces se arenga a favor de un amor propio pretendiendo ilusoriamente que así se dará lugar a relaciones que no serán “tóxicas”, sin advertir cómo ese discurso nos deja alienados al individualismo. Porque es muy individualista el amor propio. No puedo dejar de escucharlo en términos de propiedad: “no te metas conmigo”. Si se dice que el otro no es tuyo, que no es tu propiedad, entonces vos tampoco sos tu propiedad. Y el amor tampoco lo es. Además de que se presume que existe un yo que no necesita nada del otro, cuando no es así.

–Este individualismo que mencionás ¿tiene alguna relación con el neoliberalismo que nos atraviesa?

–No es casual que en este momento proliferen estos discursos. Por eso me molesta especialmente cuando salen de supuestas posiciones de izquierda o progresistas. Por un lado, hay un discurso del feminismo que yo celebro muchísimo, sobre todo en gente joven, porque es su entrada a la política y a lo político, y hay una cuestión de comunidad muy linda entre las jóvenes, eso es realmente emocionante. Pero no hay que confundir comunidad con masa. La masa que a veces se forma en esto de los varones, las mujeres, ellos son malos, nosotras buenas, arma un efecto que tiene un componente de segregación.

–Rita Segato dio una charla en la UNSAM, y mencionó esta segregación al hablar de los colegios, que ve por un lado a las chicas, por el otro a los chicos. E hizo hincapié en los escraches, ¿cuál es tu mirada sobre las denuncias públicas?

–Hay una idea a priori que no deja de ser esencialista que es que las mujeres no mentimos y los varones sí. Entonces se ha escrachado a una cantidad de varones que no habían hecho nada, se arruinan sus vidas siendo jóvenes y no tan jóvenes, y yo estoy totalmente en contra de eso. Me parece nocivo, me parece que se arma un estado policial que es contrario a la supuesta emancipación del feminismo. El feminismo tiene que incluir a los varones, primero porque también son víctimas del patriarcado y, segundo, porque la lucha no debe pasar por el género. Porque si no, vamos a subsumir todo en el género y es retroceder contra lo que estamos luchando: que la mujer no se define por los genitales. 

"Hay una idea a priori que no deja de ser esencialista que es que las mujeres no mentimos y los varones sí. Entonces se ha escrachado a una cantidad de varones que no habían hecho nada"

Compartir:

¿Se superpone varón a patriarcado?

–Sí, y es un error garrafal. El patriarcado no es el varón, es un sistema de opresión, porque incluso hay mujeres patriarcales. Es un error de análisis y por lo tanto de consecuencia. ¿Por qué no incluir a los varones en la lucha por la legalización del aborto? Si son parte. Porque además, lo que yo digo, es que a cualquier mujer, después de decidir, lo que le vendría mejor es que el varón la acompañe. No que la deje sola.

–Hace poco se armó un debate sobre “Jellyfish”, un libro escrito por un varón -Carlos Godoy- que se pone la piel de una joven que se hace un aborto y va relatando día a día cómo es transitar por esa situación.

–A mí me gustó mucho ese libro. Es una barbaridad suponer que un varón no puede construir una voz ficcional distinta de su género. Es arrasar con la ficción. Es como si le dijéramos a Cabezón Cámara que no puede escribir sobre pobres porque ella no es pobre. La ficción es fundamental para producir verdades y el texto de Godoy es muy impresionante, muy realista. Yo leía sobre ese aborto de una chica de clase media, y se me ponía la piel de gallina, y tiene mucha más verdad esa ficción que un discurso que diga “mi cuerpo, mi decisión”.

–¿El feminismo peca de yoísmo?

–El feminismo no es uno solo y puertas adentro hay muchos debates. Pero sí, cierto sector peca de yoísmo, de voluntarismo, individualismo, cosas que pregnan mucho más en los jóvenes. Y eso yo lo puedo entender porque la adolescencia es traumática, hay muchos padecimientos. Las relaciones no son fáciles. Coger no es fácil a ninguna edad. No se trata de acumular experiencia. Y estos son discursos tranquilizadores. Entonces, démosles a los jóvenes la chance de tranquilizarse, pero esto va poniendo parches a esos agujeros que después van a quedar abiertos para toda la vida. Lo que me parece peligroso, es cuando eso deriva en punitivismo, escraches, y construir un otro malo todo el tiempo. 

–Sin reparar en el poder de amplificación de las redes sociales…

–La idea de que hay que compartir y hacer público todo es también un problema, porque hay un efecto de catarsis que después, cuando te quedás sola, la angustia sigue ahí en el mismo lugar. Tenés 15 mil retuits porque decis “tal abusó de mí”… ¿y después? De todos modos, no es opinable qué debe hacer una víctima con su dolor. Hace poco salió una chica del colegio Carlos Pellegrini a contar que un coordinador de viajes de estudios abusó de ella y me parece que en ese caso es distinto porque efectivamente tuvo consecuencias, le inició una demanda penal, y es una manera de visibilizar muy distinta que ponerlo en Facebook. Primero porque el tipo estaba en un lugar de poder, mayor de edad, ella menor. Yo me opongo a los escraches de pares.

–Hay un sector del feminismo que cuestiona y alerta sobre las diferencias de edad entre varones y mujeres a la hora de relacionarse. Se habla de abuso de poder, ¿es así?

–Una cosa es el delito en términos judiciales y otra es la moral sexual. Una chica mayor de edad, de 18 años, con un tipo de 30, la única manera de que el poder lo tenga él, es desconocer lo que puede producir una chica de 18 en uno de 30. Recién hablábamos de Jellyfish. Ahí ella tiene 19 y el pibe tiene 32, y él es un boludo, “un estudiante crónico de Comunicación Social”, dice ella; que todo el tiempo lo denigra, lo hace mierda, el tipo no tiene plata pero la lleva a comer. Ahí claramente el de 32 está fascinado con la pendeja y el poder lo tiene ella. Volvemos a lo del esencialismo, a suponer que una persona de 30 es más madura que una de 18.

"Es una barbaridad suponer que un varón no puede construir una voz ficcional distinta de su género. Es arrasar con la ficción"

Compartir:

–Y suponer que alguien de 18 no puede tener una sexualidad activa, ¿no es infantilización?

–Suponer que la diferencia de edad de por sí es un abuso de poder, es infantilizar. Hay algo que a mi me molestó mucho con el caso de Thelma Fardin, que es que en los discursos se decía “era una nena”. No, no era una nena. Eso es privarla de su sexualidad. Era una chica jovencita, con su sexualidad, y lo que hizo Juan Darthés fue una canallada. Si no, para poder sostener que hay un canalla, se priva a una joven de su sexualidad. Ella no era una nena y él es un canalla. Las dos cosas a la vez.  

–¿Habría que hacer una distinción entre tener y abusar del poder?

–En todas las relaciones hay poder de por medio. Vos venís acá, necesitás hacer una nota y estás en mis manos. Pero si yo te cito 18.30 y te hago esperar una hora, ya es otra cosa. Por ejemplo, ahora está mal visto que un docente varón salga con una alumna mujer. ¿Por qué? Ahora, si el docente le dice “si no te acostás conmigo, no aprobás la materia”, es distinto. ¿Pero por qué no podrían salir? Es ridículo. Más que moral, me parece moralismo. Es represivo y puritano, y lo que hace es echar un manto de homogeneidad a todo. No se puede distinguir nada. Está dado que un docente va a abusar del poder cuando conozco miles de casos de matrimonios que se formaron así, que tienen hijos. O no, que salieron un tiempo y chau, no importa.

–Foucault habla de la microfísica del poder.

–Exacto. El poder circula. Entonces, se supone que el poder está estancado en alguien y que por eso, ese alguien va a abusar de ese poder. O sea, no es sólo una mala concepción del poder, sino una mala idea de que porque se lo tiene, se va a abusar. Está lleno de mujeres que abusan del poder. Lleno. Tengo miles de ejemplos. Y está lleno de mujeres que ocupan lugares de poder y no abusan del poder. Con los hombres lo mismo. Ocupar lugares es simplemente que ahí se produzca una asimetría.

–Decís que hay algo del juego de seducción…

–Está en crisis el juego de seducción. ¿Cómo hacemos para seducir si no puedo mirar fijamente a alguien en una fiesta porque es acoso? Mil veces alguien intenta darte un beso y decís que no y está todo bien. Ahora si te agarra es otra cosa. No existe el consenso a priori. ¿Cómo se va a consensuar antes si voy a querer? Son garantías para lo que no tiene garantías. Empezamos, apretamos y después no me gustó porque tiene mal aliento, la piel, lo que sea. El abuso es otra cosa. Acostarse con un boludo no es violencia. La violencia es violencia. Si no, se banaliza y como todo es violencia, nada es violencia. Eso no es una frase hecha. Es así. Cuando veo que le dicen psicópata a todos, después aparece el psicópata de verdad y se enganchan, obvio. Porque el psicópata te envuelve.

–¿Siempre el “no es no”?

–Mi hijo el otro día me decía que uno sabe cuando es no y tiene que cortarla, o cuando es “no pero insistimos”. Se sabe. Te das cuenta. Tenés que ser hijo de puta para avanzar cuando la mina te dijo no. El problema es transformar todo en un slogan indiscutible y en algo que no se puede pensar. Es un discurso yoísta, individualista, y también un poco evangelizador. Como el “yo te creo hermana”. Después, me parece genial lo que hicieron las chicas del Colegio Nacional Buenos Aires de denunciar a los profesores porque es un colegio muy verticalista, de mucho abuso de poder por parte de los docentes y este tipo de intervenciones ponen en jaque instituciones retrógradas, patriarcales. Ahora, que una chica no reconozca que está fascinada con un cantante de su banda preferida, qué se yo. Si abusa de todas, es otra cosa. Pero abusar, yo insisto, es que la mina aún estando en bolas diga “me arrepentí”, y vos avances igual.

–¿Y sobre la frase “lo personal es político”?

–Estoy de acuerdo en el contexto en el que surge. Porque lo que produce, si no la entiendo mal, es que se haga público y que se politice lo que quedaba en el ámbito doméstico. Lo que veo ahora es que todo se hace público. Beatriz Sarlo y Slavoj Žižek dicen, cada uno con su estilo, algo parecido: que no está desapareciendo la vida privada, sino la vida pública. Es un movimiento inverso: se despolitiza lo que tiene que mantenerse como público, en pos de la exposición permanente de la vida privada.

"Mil veces alguien intenta darte un beso y decís que no y está todo bien. Ahora si te agarra es otra cosa. No existe el consenso a priori. ¿Cómo se va a consensuar antes si voy a querer?"

Compartir:

–¿Entonces se termina regulando algo que se pretende liberar?

–Yo diría que hay que volver a la noción de poder de Foucault. Por un lado, no hay que ser policía de los cuerpos del otro, porque eso es lo que hace el Estado: regula los modos de gozar. Ahora, si eso queda en manos del feminismo también es un problema porque está replicando lo que quiere combatir, que es ser policía. Una cosa es el colectivo y otra cosa es la masa. Los colectivos piensan, problematizan todo el tiempo. Hay muchas diferencias entre la masa y la comunidad, y muchos autores que se ocuparon de comparar y analizar esto.

–¿Qué es ser “polícia de los cuerpos”?

–Prescribir las conductas del resto. Si yo elijo, teniendo en cuenta que nadie elige libremente, tener una pareja monogámica porque estoy enamorada y no tengo ganas de coger con nadie más, y la persona con la que estoy, tampoco, ¿por qué estoy más “alienada” que el que dice que hay que coger con ocho? Que “la monogamia no va, que aguante el poliamor”. ¿Por qué yo estoy más alienada si esa persona eligió tan poco libremente como yo? El problema es el cuco: la monogamia es un cuco y, al parecer, el poliamor es la salida de esa opresión.

–Volviendo a los escraches, ahora cuando un artista varón es escrachado o si una música se comporta de manera “antifeminista”, se lo cancela…

–Es una idea un poco naif, ¿no? Yo justo fui al último recital de Los Espíritus en Niceto y esa tarde me mandaron una captura de pantalla con la denuncia de Facebook. Lo gracioso es que debajo de la denuncia, había una chica que decía que se acababa de enterar, que había decidido no ir y que quería vender las entradas. ¿El asunto era vaciar Niceto? Ahí es donde yo digo que de político no tiene nada, es un gesto totalmente vacío. Eso es no pensar. ¿Qué consecuencias políticas tiene eso? ¿A quién le importa que ella no vaya? Pero además las quería vender, ni siquiera romper y que haya una persona menos en el lugar.

"Beatriz Sarlo y Slavoj Žižek dicen, cada uno con su estilo, algo parecido: que no está desapareciendo la vida privada, sino la vida pública"

Compartir:

–¿Se modifica la realidad cancelando gente?

–Es suponer que muerto el perro se acabó la rabia. El asunto es que no están muy dispuestos a problematizar. Y cuando vos lo hacés, rápidamente sos tildada de “antifeminista”. Definamos acá qué es feminismo y yo te aseguro que mantuve una vida feminista. El problema es el exceso, el fanatismo. Ahora, también conozco personas que en algún momento pararon y pensaron un poco. Porque a la larga, y yo creo que es una cuestión de tiempo, uno empieza a advertir los efectos nocivos de todo esto: se dañan personas.


You Might Also Like

110 Comentarios

  • Tomás says: 6 junio, 2019 at 15:31

    Ni una sola línea de esta nota tiene desperdicio. Kohan se mete en todos los temas, por más controversiales que sean, y los derrumba de manera impecable. Lo que demuestra que el feminismo llegará lejos si sus figuras son personas pensantes y con formación y no mediáticas que buscan promocionar su single o su libro usando la plataforma feminista.

    Reply
    • Luisina says: 8 junio, 2019 at 00:14

      Muy de acuerdo con Tomás.Grandiosa la nota.

      Reply
    • Dolores says: 14 junio, 2019 at 16:53

      Dice cosas que feministas de afuera de su generación tipo Paglia vienen laburando hace mil. Hay chicas acá escribiendo cosas aún más interesantes!!

      Reply
    • Viviana Rabinovich says: 15 junio, 2019 at 13:22

      Excelente!! Para pensar …nos .. no dañar nos muy interesante gracias

      Reply
  • El sebas says: 6 junio, 2019 at 22:36

    Genial la entrevista.

    Reply
  • Rodrigo says: 6 junio, 2019 at 22:55

    Quedé interpelado por todos lados… hermosa nota!

    Reply
  • Gabriela says: 7 junio, 2019 at 01:50

    Hermosa entrevista e impecable contenido. Felicitaciones ! Ojalá el núcleo duro de lo que se llama feminismo incluya los cuestionamientos que sirvan también a la deconstrucción que tanto anima. Sería una pena que en la caída de los patrones morales se erija una nueva moral aún más rígida y totalitaria.

    Reply
  • Guillermo Pietra says: 7 junio, 2019 at 10:44

    Excelente nota. Muy interesantes las posiciones de la colega.

    Reply
  • MCR says: 7 junio, 2019 at 14:59

    Muy interesante lectura. Celebro que el feminismo se empodere sin provocar una división aún mayor de la sociedad, sino generando UNIDAD .

    Reply
  • Lucía says: 7 junio, 2019 at 15:27

    ¿Estampar a una mujer contra la pared y ahorcarla cuenta como violencia?
    ¿A partir de cuantos golpes es violencia?
    ¿Agarrarla de los pelos es violencia?
    ¿Tirarse encima de una piba que te dice que no y penetrarla incluso cuando te sigue diciendo que no es violencia?
    ¿A partir del desgarro vaginal cuenta como violación?
    El abusometo, pensar el “punitivismo” en clave civilizatoria y defendiendo la selectividad penal, el buen nombre de los ciudadanos merecedores de las garantias, de los “buenos tipos” que ahora se sienten perseguidos porque se pusieron en cuestión sus privilegios
    La “incorrección política” es la estrategia de la nueva derecha a nivel mundial, están en la misma vereda que Agustín Laje porque se sienten amenazados por lo mismo.
    Antes de hablar de “puritanismo” (encima algunxs lo hacen en nombre de fucó) lean historia de la sexualidad, vean como les da con un caño a sus hipotesis represivas, a ese aire pseudo transgresor berreta con el que creen estar peleando alguna batalla pelotuda…
    Puritano es el silencio y no es solo un slogan, el victorianismo lo que hacía era tratar de no hablar de sexo directamente
    Me dan pena las que pretenden ganarse unos mangos, respeto o su beneplacito y encima se enuncian “incomodas” o “disidentes” para que las publiquen estas revistas de verga

    Reply
    • Luli says: 8 junio, 2019 at 18:34

      Amiga querida, que bajeza ubicar a Kohan al lado de Laje y la nueva derecha. Todo para al final terminar teniendole(s) pena,ese sentimiento tan embrincado con lo punitivo. Curioso el nexo revistas y “de verga”.

      Reply
    • Laura says: 9 junio, 2019 at 01:32

      No creo que esté hablando de eso, no habla de relaciones patológicas o delitos. No habla de un golpeador, habla de un pelotudo. Creo que hace referencia al feminismo mas radicalizado, para quienes cualquier cosa que provenga de un varón es violencia, cuando los causantes pueden ser otros: pelotudes, inmadures, incapacidad afectiva…

      Reply
    • Carlos says: 9 junio, 2019 at 11:43

      Lucia: Nada de lo que se dice en la nota coincide con tus primeras 5 frases en modo pregunta. Estas tergiversando la nota partiendo de afirmar cosas que ni la entrevistada ni la periodista dicen. No es tu feminismo el que la nota critica, son los excesos de las versiones simplificadas del feminismo, que se proponen para consumo masivo con la liviandad de una pepsi, una entrada al cine o un par de zapatos. Y ese feminismo para consumo masivo hace mal al verdadero feminismo, el de defender los valores de lo femenino como valiosos en si mismos y no “en relacion a” o “como victima de”

      Reply
      • Cecilia says: 17 junio, 2019 at 11:15

        Carlos, en primer lugar no existe el verdadero feminismo, existen varias corrientes dentro de un gran movimiento feminista, o varios feminismos, todos son, más allá de que coincidas o no con ellos. Por otro lado te pregunto citando tus palabras, cuál es “el feminismo que defiende los valores de lo femenino”.

        Reply
    • Andrés says: 9 junio, 2019 at 15:52

      Un absurdo antológico tu comentario..parece que respondiera a un texto distinto al que está escrito acá. En ningún momento la autora entrevistada plantea la menor duda acerca de que los hechos de violencia física que mencionas lo sean. Habla de otra cosa, que por lo que se ve, ni siquiera fuiste capaz de comprender mínimamente.

      Reply
    • BrZ says: 9 junio, 2019 at 16:10

      Es entendible que una persona violada o violentada se enoje cuando se problematizan estos temas. Es como cuando un padre al que mataron a su hijo exige pena de muerte previa tortura al asesino. Pero ciertamente salir a acusar a todos los hombres, o suponer que todo es “violencia punible” (ej: robar un beso, sea un hombre a una mujer o viceversa), es una postura extrema que no lleva a ningún lugar útil.
      Las mujeres son tan malas o tan buenas, tan sinceras o tan mentirosas, tan violentas o tan pacíficas como los hombres, y victimizar a un género y salir a cazar brujas termina en casos como los hombres (en muchos casos adolescentes que no hicieron nada más que ser hombres) que ante falsas denuncias terminan suicidándose.
      Hay que cortarla con el fanatismo extremista y buscar la verdadera igualdad.

      Reply
      • Violeta says: 11 junio, 2019 at 01:35

        Asi es BrZ Son fanáticas sin formación política que atacan para sus venganzas personales. Un feminismo vacuo que está cayendo en un fascismo absurdo. Atacan y desvinculan de espacios a jovenes que “robaron un beso” o artistas que quieren perjudicar por otros moviles y para eso usan prácticas fascistas y creen que son progres. Ese feminismo liviano para consumo de IG está haciendole mucho daño al feminismo a la sociedad y a un ideal de justicia. Creo que hay que formar a esas chicas que se prenden en esas prácticas. Por favor hagan más notas como esta y campañas en IG que están arruinando todo lo que vale.

        Reply
    • Melina says: 9 junio, 2019 at 17:04

      No entendiste nada!

      Reply
    • FeministaHartadeLosEscrachesdehuecas says: 10 junio, 2019 at 05:16

      No se en que momento se habla de estampar minas contra la pared ni de penetrar sin consentimiento? Loca, que fanatismo de recién conversa lo tuyo.. Revisate porque desde tu moralina no se sabe bien a quién estás defendiendo y estás atacando a una feminista y eso si que se ve re patriarcal. A todas las que avalan escraches, ataques virtuales y difamaciones y otras prácticas de poder reprochables : piensenlá un toque. La estrategia de la nueva derecha es desarmar la trama social poniendo a tipas fálicas como la que comenta aquí más arriba a desperdigar ese discurso represivo que habilita violar DDHH y perseguir pesronas. (Ojo, no hablo de violines, meten en la misma bolsa la venganza personal con el ex o al que te clavó el visto que un tipo que violaba a la hija, ehhhh se pasan! ya se comprobó que lo unico que hicieron con esas campañas del odio y escraches fue atacar a feministas y a pibes sin poder y tan víctimas del patriarcado como nosotras) Que no ven que la onda es enfrentarse al verdadero poder Le tiran a un perejil como darthés y no a los popes de la industria violadora y explotadora que sostiene este entramado y disemina discursos que habilitan estas prácticas violentas. Con eso no se van a meter? re funcionales al sistema che. Piensenlá un poquitp. Ser misándircas y desprestigiar a feministas que sostienen lo que siempre sostuvo el feminismo no esta moda absurda. A ver, con que autoridad moral señalar a otres y ponerse en policías de lo políticamente correcto? saquensé la gorra y miren más alla de sus narices porque no es cosa de conchas y pitos, sino de cambiar el sistema no de ser dominantes y abusar de prácticas de poder machistas como las que dicen que quieren erradicar Ya mucho daño le hicieron al feminismo con esa falta de reflexión. Igualmente te apoyo Lucía y porque creo en las mujeres porque no soy misógina te aliento a pensar con una perspectiva feminista todo esto. Se que te vas a deconstruir eventualmente confio porque repito, creo en las mujeres, aunque algunas estén confundidas y apoyen prácticas fascistas y antifeministas creyendo que son progres por seguir una tendencia que en el fondo es hiper reaccionaria.

      Reply
    • Matías says: 12 junio, 2019 at 18:14

      Lo politicsmente correcto es la estrategia de la izquierda..
      Cual es el punto de tu argumento? Obvio que hay que fijar que es violencia? Es vilolacion tener sexo con alguien ambos ebrios y a los dos meses “no te gustó tanto enticnes el otro era volador”?? Los límites no son claros por eso hay que hvlarlos para llegar a un acuerdo. En vez de decir “es obvio” que el límite está acá por que lo digo yo y listo. La sociedad humana tiene que dejar atrás la adolescencia le duela o no.

      Reply
    • Horacio says: 14 junio, 2019 at 13:59

      El género no puede victimizarse por que los hijos de puta no tienen género… Simplemente lo son…..

      Reply
    • Ximena says: 19 junio, 2019 at 16:28

      No entendiste nada, estás respondiendo a otro texto.

      Reply
    • Lola says: 19 junio, 2019 at 21:29

      Bueno. Ese nivel de alienación mental es imposible abordar siquiera. Qué tiene que ver UNA línea de lo que dice/pregunta esta chica.
      Y el resto puros sofismas berretas. Es así.

      Reply
  • Águeda says: 7 junio, 2019 at 16:01

    Refrescante

    Reply
    • Santiago says: 12 junio, 2019 at 17:14

      Águeda baila

      Reply
  • Guadalupe says: 7 junio, 2019 at 16:17

    Fabuloso! Decir eso que incomoda. Saber que no estamos tan solas. Contra la moral fanática de los conversos, en cualquier aspecto.

    Reply
  • Pablo says: 7 junio, 2019 at 16:41

    Muy clara la nota y todos los temas que abre sin miedo me dejan más tranquilo. Que lindo qué es pensar!

    Reply
  • Diego says: 7 junio, 2019 at 16:49

    Siempre es bueno profundizar mas alla de los discursos y encontrar palabras que te invitan a reflexionar mas q a aceptar

    Reply
  • Fawn says: 7 junio, 2019 at 17:19

    Me hace dar cuenta que soy feminista y que sí estoy incómoda por su discurso. Al cual lo siento reduccionista en muchas cuestiones.
    La entrevistada dice que pensar en cuestión de géneros es esencializar. No son lo mismo hombres y mujeres. Pero ojo que no soy esencialista, no creo que sea una cualidad intrínseca de ciertas personas ser hombres o mujeres, una esencia. No soy binarista. Mas creo que rompemos con el esencialismo cuando estiramos los límites, cuando abrimos las fronteras, no cuando las borramos. Borrar las fronteras y dejar el arcoíris en un gris indefinido no mejora el entendimiento, sino todo lo contrario. Me parece reduccionista el borrar los géneros en el nombre del freudianismo, difrazándose de deconstruida con esta pretención. El juego del género es algo complejo, amplio, rico y confuso; pero que mejora la vida de las personas. Recordé algo que me dijo una amiga de esas que hacen de madrinas trans cuando una empieza este camino “para mí, el género no es un terreno filosóficamente rico, pero a nosotrxs las trans se nos va la vida en eso”. Yo sí creo que es rico, científica, filosófica y socialmente. Al menos lo suficiente como para no caer en el reduccionismo de que “hablar de generos es escencializar”.
    Todo esto viene de la otra afirmación de Alexandra acerca de la responsabilidad afectiva, dice que es algo que ciertas mujeres reclaman a los varones (?) Como si entre lesbianas no existiese tal reclamo, como si no existiese tampoco entre varones homosexuales. Qué encuestas realizó para saber que no es algo que existe tmb desde varones heterosexuales hacia sus parejas. Lo he escuchado de esa manera varias veces en círculos poliamorosos por ejemplo, donde esto de la deconstrucción es tema de charla constante. Entonces Alexandra habla desde un prejuicio entendible hacia los varones cis heterosexuales promedio sin interés en “deconstruirse”, ¡pero al mismo tiempo los defiende! Porque no se les puede reclamar responsabilidad afectiva cuando están dominados por su inconsciente (?) Así que borramos toda chance de relación dialéctica entre lo que deseamos y lo que finalmente podemos hacer, tiremos la toalla ¡No se puede hacer nada! Así me suena este discurso tan reduccionista.
    Si no entendí mal, lo que leo en la nota es que tenemos que lanzarnos a una relación con otra persona sin intentar empatizar y sin poder hacer ningún tipo de reclamos ante el ghosting o cualquier actitud poco “responsable” porque le otrx no sabe lo que desea, es algo inconsciente. Ah! Y que empatizar es borrar a le otrx!! (Bueno ella dice el otro, porque a pesar de no creer en los géneros, defiende todo el tiempo a este varón cis hetero atacado por el mal feminismo) Sí, según lo que leo, carga la empatía de un signo negativo donde no se puede ayudar a alguien siendo empáticx. Porque pareciera que empatizar es sinónimo de fusionarse con le otrx. Para mí esta idea es, de nuevo, super reduccionista. Empatizar nos ayuda a entender que le pasa a lx otrx, poníendonos en su lugar. Lo de fusionarse sería a posteriori. O sea, puedo sentir lo que sienten lxs demás y es recién después cuando elijo como actuar a partir de esto. Dicen que el conocimiento nunca está de más, y empatizar es una herramienta para conocer, y una herramienta de compasión, que nos ayuda a perdonar a lx otrx, a reflejarnos en lx otrx, a dejar el juicio aleccionador. Claro que si alguien está muriendo y fuesemos seres púramente empáticos, de nada sirve morirnos con ese alguien. Pero nadie lo es y la empatía es una herramienta para conocer y poder volver a salir de ahí y ser nosotrxs de nuevo, pero con un pedacito de este alguien más. Es crecer. Y estoy convencida de que necesitamos más empatía, no menos. Uf! Siento nefasto el discurso de esta mujer. La grandeza y sabiduría de unx padre para con su su hijx está en empatizar y aún así legislar desde su rol. Porque sabe lo que es mejor para su hijx, pero no en meterse en un rol aleccionador a ciegas, sólo porque es padre y si empatiza con su hijx no podría poner límites o algo así, tal como dice la psicóloga.
    Siento que está totalmente equivocada en cuanto al significado de ser afectivamente responsable, como si recién hubiese escuchado el concepto y hubiera salido inmediatamente a criticarlo. Ser afectivamente responsable es una meta, no un contrato inviolable. Es algo para tener en cuenta, para intentar practicar, una herramienta de autoconocimiento también. Para mí es intentar empujar los límites de la sinceridad, hasta donde el inconsciente lo permite, si se quiere. Pero jugar a que somos dueños de nuestra voluntad es ser humanx. Es una herramienta que rompe con la mononorma impuesta por el hábito, la heteronorma y cuantas normalidades anden impidiendo vivir bien.
    Ser afectivamente responsable es una herramienta sanadora incluso para ese varon heterocis que según esta persona, es atacado por el reclamo. Cuando un varón heterocis es afectivamente responsable, sabe cuanto puede prometer y cuanto se puede esperar de él. Es una práctica, sí, un arte el de ser responsable y empático. Pero son cosas que van de la mano con el autoconocimiento. Si abandonamos toda pretensión de responsabilidad bajo la idea de que nuestro inconsciente nos domina y las mujeres feministas son monstruos castradores de la libertad del varón cis, nadie crece.
    Coincido en que no es la mujer con vagina el objeto del feminismo y que el varón debe ser incluido en las discusiones, pero es a través de la empatía, del conocimiento de lx otrx, de unx mismx y del diálogo constante hacia la expansión de límites lo que permite un enriquecimiento del feminismo. No este cuestionamiento vacío y barato.
    No puedo creer la cantidad de veces que esta mujer se equivoca… relativizando el no es no, la diferencia de edad en una relación, diciendo que el amor propio es negar el amor del otro hacia una misma (?) Pone en polos excluyentes cosas que pueden convivir tranquilamente y, en fin, cae una y otra vez en el reduccionismo. Le pregunto cómo puede estar tan segura de lo que significa el amor.
    Compara al amor propio con la autoayuda y el pel**udo de Stamateas.
    El amor propio no es afirmar ante el espejo cada mañana que me quiero mucho, es mucho más. Para mí, es entregarse a vivir y tener compasión hacia nuestra naturaleza propia, tal como se nos presenta, tal como querramos cambiarla también, porque aceptarnos es también aceptar querer un cambio. Es entender que no controlamos todo lo que somos, que no somos una unidad inquebrantable. Nuestro ser es algo permeable al exterior, a las circunstancias y la sociedad. Una lucha constante se da en nuestras voluntades y amarse a sí mismo es elegir a quién darle el mando en esa lucha interna de deseos, sin expectativas que nos dañen, pero sin un abandono a la corriente oscura de a entropía. A aquel que nos quiere ver mal, o a aquel que nos quiere bien. Amarse no es llenarse de autoalagos, sino también dejar un poco de lado el ego y entender que no soy todo, que soy una parte de un todo. Valiosísimo y frágil. Como una obra de arte sublime. Inútil como el arte también, pero no por ello menos hermosa. Un ser que en su capacidad de sentir dolor y de sentir alegría, vive la vida. Cómo puede ser una tarea tan ardua y llena de satisfacciones comparada con el evangelismo que repite fórmulas caducas y patriarcales, algo estático escrito en piedra. El amor propio es movimiento constante. Todo lo contrario. Creo que voy a escribir un libro de autoayuda.

    Reply
    • Ceci Alemano says: 8 junio, 2019 at 18:19

      Impecables tus palabras.

      Reply
    • Sofi says: 9 junio, 2019 at 00:07

      Coincido en todo

      Reply
    • Laura says: 9 junio, 2019 at 01:43

      Coincido en mucho de lo que decís, excepto en la diferencia de edad. Hay muchos casos de parejas con diferencia y que nada tienen que ver con el poder.

      Reply
    • Natalia says: 9 junio, 2019 at 19:24

      Buen comentario.
      De acuerdo también con tu concepto de empatía. La empatía nos mueve, nos saca de nuestro ombligo.
      Los libros de autoayuda, como los evangelistas, se han apropiado de muchas herramientas y conceptos útiles para vivir una vida mejor. Detrás del mal vivir crónico, está la Iglesia Católica, bastión del poder que todavía falta derrocar. Nos inocularon la culpa, el odio al otro, al diferente, el miedo, el servilismo, el sacrificio perpetuo, y tanta mierda más.

      Igual, no es necesario “darse cuenta” de que somos feministas, eso es un hecho, Sólo hay que tenernos paciencia para sacarnos los restos “tóxicos” del patriarcado. Una paciencia amorosa, en lo posible.

      Reply
    • Lucas says: 9 junio, 2019 at 21:59

      Guau Fawn! Quisiera poder seguirte en tw, @plis!
      Excelente análisis!!

      Reply
    • Ana says: 10 junio, 2019 at 02:28

      Hola Fawn! Te leía y volvía un poco a algunas ideas que iba hilando mientras leía la nota (puf , es tarde y de pronto mucha información y movimiento)… Sabés por qué me hizo ruido la crítica a la cuestión de la responsabilidad afectiva? Primero, pensé en lo que ya nombraste, quién sabe y cómo sabe que es un reclamo de mujeres a varones CIS (?? Y segundo, si la buena excusa para la irresponsabilidad, mía y de cualquiera, es la falta de libertad entendida como inconsciencia, entonces también se nos dice que nos quedemos ahí, en el rinconcito que nuestra consciencia sea capaz de alumbrar un poco, hechxs un bollito esperando que nos lleguen situaciones que podamos afrontar desde esa miseria? Responsabilidad afectiva es reconocer el deseo de ampliar la propia mirada, desde el autoconocimiento y desde la empatía como ejercicio de reconocimiento de lx otrx. Y que, por lo tanto, voy a buscar trascender los límites de lo poco que se supone que puedo sentir y ser, para navegar e “inmersionar” en todo lo que Kohan llama inconsciente y parece postular como un ente exógeno e inhaprensible. Básicamente, para mi, hablar de responsabilidad afectiva es hacerme cargo de que no me puedo quedar en lugar cómodo ni conmigo misma ni con lxs otrxs. Pero es más fácil hablar de inconsciencia y avalar el miedo de no indagar/se un poco más, siempre… Hay gente irresponsable que se queda en esa actitud infantil y no puede ni pedir ayuda. Y no, que me vengan a decir yuta, pero hay un límite, tenés que crecer en algún momento y si no hay nadie en tu entorno que te lo puedo recordar, más cómodo para vos y peor para lxs otrxs. Conocí un concepto nuevo para mí,justicia transformativa o restauradora. No puedo decir nada, x ahora, al respecto mas que lo que nombre dice por sí mismo… Pero como me interesa indagar más, comparto.

      Reply
      • Victoria says: 22 junio, 2019 at 11:32

        Gracias Fawn. Me hiciste bien al alma.

        Reply
    • Anti says: 10 junio, 2019 at 11:28

      Coincido compañerx, es peligro el discurso de alexandra y más peligroso es que me haya llegado el link por una compañera.

      Reply
    • Natalia says: 10 junio, 2019 at 14:19

      Estoy más de acuerdo con vos. .de hecho totalmente de acuerdo. .

      Reply
    • Madam says: 10 junio, 2019 at 18:47

      Gracias Fawn! Escribiste todo lo que quería decir y más.

      Reply
    • Antonella says: 10 junio, 2019 at 20:38

      Fawn, garcias.
      Te compro el libro de atoayuda si lo escribis!
      y te dejo uan nota, quizas ya la leiste.

      http://latfem.org/descubrir-la-polvora-les-feministes-menos-pensades/

      Reply
    • Ana says: 11 junio, 2019 at 01:22

      Fawn, tu comentario es el verdadero valor de la nota. Gracias por compartir tus palabras. Escribí ya ese libro de autoayuda, yo lo compro.

      Reply
    • Florencia says: 12 junio, 2019 at 19:49

      Hola ! Soy psicóloga y hago psicoanálisis .Estoy de acuerdo en lo que escribiste . Creo que es re reduccionista por todo lo que argumentarse . Coicido en que hay que problematizar todo frase dicha y repetitiva . Pero no hay identidad sexual .. empatizar no es identificarse ,hacerlo propio . Freud habla que la identificación es el primer lazo con un [email protected] Y si me identifico cuál sería el problema ,será algo a trabajar en distintos espacios . Gracias por lo expuesto .

      Reply
    • Mauro says: 14 junio, 2019 at 11:33

      Que bueno que leí los comentarios! No me cerraba para nada la nota y no sabía precisarlo. Es como que nos exime de mucha de nuestra responsabilidad. Eso ya me dió desconfianza. No se quien habrá puesto eso de “la feminista que incomoda al feminismo”. Darthes no es un canalla, es un violador. Eso me pareció muy violento!

      Reply
    • Lola says: 14 junio, 2019 at 21:10

      Me gusto mucho tu comentario y me alivio de tanta flor que recibía, justo también veo que se esta comparando términos desde discurso completamente diferentes, y escuchando pacientes confundidos o confundidas con los términos alrededor.
      En fin , gracias

      Reply
    • Claudia Torrelli says: 16 junio, 2019 at 23:50

      Impresionante. Pones en palabras aquello que ya querría hacer yo. Gracias!

      Reply
    • Juli says: 17 junio, 2019 at 04:55

      Coincido…soy feminista y a veces me siento incómoda con algunos discursos, pero también es un movimiento muy grande que abarca justamente muchas subjetividades.
      Siento que tampoco entendió el concepto de responsabilidad afectiva, y las que lo conversamos intentamos sobre todo revisar nuestras prácticas para generar relaciones efectivamente responsables.
      Y también está responsabilidad afectiva trae implícito el factor cambio

      Reply
    • Rauch says: 18 junio, 2019 at 11:17

      Cuando habla de empatía, lo hace en referencia a la posición de un analista, no se refiere a relaciones interpersonales. Un psicoanalista empático no sirve para nada. Critiquemos, pero antes intentemos comprender lo que el otro dice…

      Reply
    • Joaquín says: 18 junio, 2019 at 12:33

      Como ya dijeron tu comentario es lo mejor del diálogo que abre la entrevista. Demasiadas clausuras habia como para rescatar unas pocas cuestiones que valía discutir. Volvió el aire fresco!

      Reply
    • Persona says: 19 junio, 2019 at 03:20

      Gracias por poner en palabras todas mis impresiones y qué bueno que a tanta gente le haya sucedido algo similar con tu comentario.

      Reply
    • Victoria says: 22 junio, 2019 at 11:29

      Gracias Fawn. Me hiciste bien al alma.

      Reply
    • Jorge Carrascosa says: 13 julio, 2019 at 18:37

      No termina de quedarme claro si el comentario lo escribiste adentro o afuera del convento.

      Reply
  • Sofía says: 7 junio, 2019 at 18:53

    Venía preparada para indignarme y la verdad es que estoy sorprendida. Excelentes preguntas, excelentes respuestas. Bastante vergonzoso que se quiera acusar a alguien de ser machista o apoyar violadores solo porque no se coincide con lo que dice. Está todo bien claro en la nota. Excelente

    Reply
  • Margarita Aranda says: 7 junio, 2019 at 19:03

    Los cambios de paradigma nunca fueron prolijos. Es importante problematizar sin ser susceptible a la hora de advertir la fuerza de un movimiento. Ya se irá viendo en la marcha como mejorar., emprolijar, pero ahora hay que poner toda la fuerza en doblar el brazo al patriarcado. Son siglos de dominación no va a ceder así no más.

    Reply
  • pepe says: 7 junio, 2019 at 19:05

    no me gustó una mierda

    Reply
    • Eee says: 11 junio, 2019 at 14:40

      Jajaj

      Reply
  • Connie Lepe says: 7 junio, 2019 at 19:58

    Gracias a Dios y su orden universal que no soy psicóloga. Este artículo sólo dijo una cosa cierta: que cuando empatizas con tu paciente pierdes la perspectiva…. pero de ahi en fuera todo o demás es un gran disparate primitivo. Entre menos empatizas menos conectas con el todo y al no conectar con lo demás sólo puedes tener una percepción estrecha. No diré más..me retiro de este caldero narcisista.

    Reply
  • Norma says: 7 junio, 2019 at 23:02

    Tremenda nota, lástima el título de la nota , porque el contenido es tan amplio y explica muy claro la relación de una persona con otra más allá del género,y la estupidez del título,da a confucion , más a una película de Suar,a la seriedad del artículo,una pena,

    Reply
    • Mercedes says: 14 junio, 2019 at 13:17

      Si…

      Reply
  • Eliana says: 7 junio, 2019 at 23:25

    Vine esperando leer una barbaridad por los comentarios de Twitter y me terminé encontrando con una voz profesional y coherente. Claramente lo que molesta es el discurso de que el otro no se tiene que hacer cargo de nuestras expectativas y somos nosotras quiénes tenemos que hacer una introspección y analizar el por qué siempre caemos en lugares comunes.

    Reply
  • Fabián says: 8 junio, 2019 at 01:38

    Brillante, sin desperdicio.

    Reply
  • Lucre says: 8 junio, 2019 at 10:16

    Muy buena nota..!! Excelentes respuestas..!!!

    Reply
  • laura Vilche says: 8 junio, 2019 at 11:29

    Muy buena. El psicoanálisis siempre me ayuda a rever todo, a repensar todo, a mover lo que creía claro. Y si queremos cambiar cosas, muchas, deberemos estar dispuestas a repensarnos. Qué loco, que hasta ahora todos los comentarios son de varones. Leo que la nota causó “indignación” a mí para nada, como tampoco cuando Rita Segato dijo que los varones son las primeras víctimas del mandato de masculinidad. https://www.lacapital.com.ar/ovacion/la-primera-victima-del-mandato-masculinidad-es-el-hombre-n1456007.html

    Reply
  • Fede says: 8 junio, 2019 at 12:41

    Muy necesario.

    Reply
  • VIVIANA says: 8 junio, 2019 at 15:40

    Impecable nota!!!

    Reply
  • Ceci Alemano says: 8 junio, 2019 at 18:28

    Muy atrapante pero falaz me pareció. Es decir, monta conclusiones rimbombantes que una aplaudiria pero sobre premisas falsas. A mí entender define mal la empatía, mal el amor propio, mal la responsabilidad afectiva, entre otras cosas. (Empatizar no es convertir al otro en lo mismo que yo, sino salirme de mi para ser un poco el otro/ el amor propio es autoconocimiento, es saberse únicx y valiosx, ni más ni menos/ ser responsable afectivo es ser conciente, tener relaciones concientes: es mucho pedir?) No podés relativizar todo. Ni obviar el hecho de que en el patriarcado los hombres aún gozan de privilegios. Por supuesto que queda en una engancharse o no con un tipo que hace uso y abuso de esos privilegios (eso de esperar durante tres noches seguidas y hacer comité con amigas: estuve ahí) pero aspiramos a que cada vez la situación sea menos dispar, no qué siempre tenga que quedar en nosotras. El amor no tiene que doler. Y no es no, más allá de lo que opine su hijo. Ya te digo: me encandiló, pero es realmente muy pobre su aporte.

    Reply
    • Manuel says: 14 junio, 2019 at 21:08

      El asunto de la empatía es creer q en efecto conoces a la otra persona y calzas sus zapatos. Crees entender cómo es ella y entras. Pero la realidad es q ni sabes quién eres tú y menos ella, además de cambiar normalmente y ser víctima ella y tú del mil miedos q no puedes manejar y apenas ni conoces.

      El amor propio, como Alexandra lo dijo, cuando pasa a ser demasiado es evidentemente narcicista y cierra las puertas a un amor q te ame por algo q seguramente no tienes ni idea q portas, porq realmente tu autoconocimiento es cuasi nulo y lo q sabe de ti otra persona es aún menos y suele ser irracional o inconscientemente.

      La responsabilidad afectiva es un ideal absurdo. Relaciones conscientes? No somos robots. No sé pueden predeterminar los afectos los sentires propios y mucho menos los ajenos o medir los efectos q ellos causan en el otro, porque no sabemos cómo es el otro, menos cuando lo acabamos de encontrar, es deliberadamente absurdo. Cada quien tiene sus fantasmas y traumas.

      Otra cosa, solo los hombres son los q no son responsables afectivos con las mujeres? Es decir, la mujer cuando sale con un tipo siempre es sincera, franca, entregada, desinteresada y el tipo siempre es infiel, huidizo, malo y violento? Hasta cuándo los estereotipos?

      Reply
    • Lola says: 14 junio, 2019 at 21:11

      Deacuerdo

      Reply
  • gala says: 8 junio, 2019 at 20:17

    Todo bien hasta que hablo del aborto. Disculpa, pero un hombre cis no puede hablar de aborto porque nunca va estar en esta piel. O cuando dice que son parte del problema. No lo son. No les incumbe. Ellos se tienen que hacer cargo de sus métodos anticonceptivos antes de coger. O cuando dice que un autor si no es pobre no puede hablar de la pobreza. Debería leer a César González, artista villero para ver que opina de que un burgués haga ficción con los pobres. Los demás es interesante pero no para leerlo una vez.

    Reply
    • Serena says: 11 junio, 2019 at 11:14

      No dijo que un autor sí no es pobre no puede hablar de la pobreza: justamente dijo lo contrario. Que así como un autor rico puede hacer ficción sobre pobreza, un varón puede hacer ficción sobre el aborto. No es necesario haber vivido algo en carne propia para saber sobre el tema. Estaría bueno leer el libro en cuestión habiendo abortado para poder opinar (al margen, voy a leerlo). Coincido en que el aborto legal debería ser una lucha de ambos sexos, porque una mujer que puede abortar estando acompañada por su pareja va a sentirse mejor que estando sola. Porque sino estamos partiendo de la base (errónea) de que una mujer aborta como consecuencia de que el tipo se borra, y no. También se aborta en pareja. Y el hombre de la pareja puede estar presente en el momento del aborto. Puede empatizar, y luego, por qué no, escribir una novela.

      Reply
    • Ana says: 15 junio, 2019 at 09:38

      De esas notas que te abren la cabeza (literal)

      Reply
  • Maria says: 9 junio, 2019 at 08:51

    Exacto

    Reply
  • Brenda says: 9 junio, 2019 at 11:55

    Muy i interesante la nota. No estoy de acuerdo con todo lo que dice, pero me hizo repensar sobre las cosas.

    Reply
  • Silvina Andrea says: 9 junio, 2019 at 12:11

    wow ! alguien que nos hace pensar y nos patea la silla ! muy bueno !

    Reply
  • Paula says: 9 junio, 2019 at 14:33

    Esta nota está planteada desde un paternalismo alarmante.
    A través de esta nota, parece que el psicoanálisis pretende ponerse en el rol de arbitrar y validar el modo en que los sujetos nos vinculamos hasta este momento.
    Lo que no se comprende, evidentemente es que [email protected] buscamos que no se validen socialmente ciertas acciones, cristalizadas en el patriarcado. Ej. “A esta me la cojo y a esta y a esta” y engaño y miento para lograr mi objetivo y NO ME RESPONSABILIZO por lo que mi accionar genera en el otro.
    Me resulta triste comprobar que una vez más, el psicoanálisis, lejos de ayudar, se dedique a validar el estatu quo.

    Reply
    • Lola says: 14 junio, 2019 at 21:05

      Esto no es psicoanálisis, es una especie de intelectualización de conocimiento psicoanalítico. Tiene una postura clínica interesante a discutir que es: escuchar. Pero si al parecer esta chica escucha muy bien la queja masculina.

      Reply
  • Andrés says: 9 junio, 2019 at 15:52

    Un absurdo antológico tu comentario..parece que respondiera a un texto distinto al que está escrito acá. En ningún momento la autora entrevistada plantea la menor duda acerca de que los hechos de violencia física que mencionas lo sean. Habla de otra cosa, que por lo que se ve, ni siquiera fuiste capaz de comprender mínimamente.

    Reply
  • BrZ says: 9 junio, 2019 at 16:11

    Excelente la entrevista, muy interesante de verdad. Gracias por publicarla!

    Reply
  • Pablo says: 9 junio, 2019 at 16:19

    Excelente nota, ayuda a pensar ciertas afirmaciones generalizantes que poco tienen que ver con un ideario liberador y mucho con un resentimiento personal

    Reply
  • Luisina says: 9 junio, 2019 at 18:15

    Muchas gracias por tus palabras, excelente nota, es para replicar y ampliar en los debates permanentes que mantenemos.

    Reply
  • Ana says: 10 junio, 2019 at 02:36

    Ajá… En qué estudios se basa el firme conocimiento acerca de quién dice cada frase, de quiénes y de qué modo utilizan los conceptos? Partir de premisas falaces de ese tipo, hace que se tambalee todo lo que construís después… Todo bien con algunas OPINIONES, y me parece que se pueden poner en discusión y pueden enriquecer muchas otras posturas. Pero no así, no formuladas como las postas de la persona que, por su profesión, sabe quiénes, cómo y por qué se apropian de las experiencias y los conceptos… Y utiliza ese saber legitimado para opinar al respecto (de lo que no tiene si no una visión más que muy parcial), sin respeto alguno (ni empatía) por esas otras experiencias. Muy irresponsable XD

    Reply
  • Silvia Migdalek says: 10 junio, 2019 at 18:39

    Una excelente nota! Precisa, y poniendo los acentos donde como psicoanalista muestra tener la oreja en lo que hay que escuchar de los síntomas de la época!

    Reply
  • Jorge says: 10 junio, 2019 at 22:59

    Muy buena nota!

    Reply
  • Lolu says: 11 junio, 2019 at 02:54

    Creo que no hay que hacer lecturas desde el prejuicio y hay que ir al libro antes de criticar esta entrevista.
    Aquí, para escuchar, una entrevista de radio que amplía: https://radiocut.fm/audiocut/alexandra-kohan-en-ahora-nos-escuchan-radio-con-vos-10-06-2019/?replay=111#
    Muy bueno abrirse al debate y la reflexión.

    Reply
  • Leonardo Nino says: 11 junio, 2019 at 11:10

    Los espiritus son una banda malisima mas alla de que haigan abusade de alguien o no

    Reply
  • Manuela says: 11 junio, 2019 at 12:09

    Esta nota tiene muchas fallas.
    He aquí una respuesta acertada: http://latfem.org/por-una-pedagogia-del-cuidado-el-acuerdo-y-la-responsabilidad-afectiva/

    Reply
  • Marina says: 11 junio, 2019 at 16:51

    1. “la feminista que incomoda al feminismo” ya es parámetro de q la nota es una mierda, se volvió demasiado lugar común esa frase.
    2. es psicoanalista, meh.
    3. ” Lo que yo encontré es que, en general, es enunciado por mujeres y que se le exige al varón o al par.” habla sin saber de términos que no conoce porque, ella misma dice, son demasiado nuevos, o sea que su interpretación es también una suposición de lo q a ella le pareció.
    4. usa la palabra “partenarie” mal y snobmente.
    5. le preguntan una mierda que continúa con eso de “solo hablan de chongos cuando hablan de responsabilidad afectiva”
    6. todo lo que dice es totalmente subjetivo, sin fundamentos, onda, “lo que opino YO que no soy nadie pero tengo la VERDAD”
    7. UNA PROFESIONAL DE LA PSICOLOGÍA HABLANDO DE FORMA INCORRECTA SOBRE LA EMPATÍA, IGNORANDO SU SIGNIFICADO REAL EN EL MUNDO DE SU PROFESIÓN
    8. sigue ignorando los términos q usa despectivamente “si nos vamos a relacionar afectivamente… Porque ese es el término, ¿no?”
    9. bordea peligrosamente justificar el accionar de machos nefastos con “inconsciencia ” y “no saber lo que hacen”
    10. Freud ya está cancelado un toque, no? no tiene nada nuevo que sumar a la mesa esta persona que escribe esto, además habla como cualquiera que leyó en wikipedia sobre psicoanálisis y le pinto hacer lx filósofx berreta
    11. “querer no es poder” habla de cuestiones propias, no de lo que afecta a terceros. tergiversa todo a la mierda
    12. está clarísimo que habla sin tener NI IDEA de lo que significa la responsabilidad afectiva
    13. CASI QUE JUSTIFICA LOS CELOS SIN MOTIVO Y NOMBRA RESPONSABILIDAD AFECTIVA EL VALIDARLOS, super peligroso si lo relacionas con el “es tu culpa q te cague a palos porque claramente estabas provocando aunque no hiciste nada pero me puse celoso y sos responsable”
    14. ” Y si te lo hago una y otra vez, está en vos ver por qué te quedás esperando a alguien que te dice una y otra vez que va hacer algo que no hace.Endilgarle todo al otro, evita que uno se pregunte cosas a sí mismo. Uno siempre es bueno, casto, puro y todo es culpa del otro. No me parece.” ME ESTÁS JODIENDO? VICTIM BLAMING, ALGUIEN?
    15. “No es que el otro desaparece de la noche a la mañana: había indicios.” YA SÁQUENLE EL TÍTULO QUE YA CUESTIONO QUE TENGA A ESTA PERSONA NEFASTA.
    16. La persona que pregunta salta de la nada, sin nada de hilo narrativo con el “actitudes patriarcales”, de la NADA.
    17. “No tengo nada en contra de los pastores, pero tienen un discurso evangelizador y lo que yo entiendo por feminismo, es lo contrario.” Y de dónde carajo sacaste entonces esa analogía mal lograda o cómo llegaste a hablar de evangélicos mientras intentabas caretear feminismo de salón que se horroriza al son del “no me representan” enmascarado de estereotipos de lo que hace una mujer despechada, nada?
    18. A mí me gusta mucho la idea de “estar intoxicado”. Siempre lo pensé en términos positivos. ESTA FRASE LO EXPLICA TODO
    19. NO PUDE SEGUIR LEYENDO ESTA MIERDA

    Reply
  • Marina says: 11 junio, 2019 at 16:52

    1. \”la feminista que incomoda al feminismo\” ya es parámetro de q la nota es una mierda, se volvió demasiado lugar común esa frase.
    2. es psicoanalista, meh.
    3. \” Lo que yo encontré es que, en general, es enunciado por mujeres y que se le exige al varón o al par.\” habla sin saber de términos que no conoce porque, ella misma dice, son demasiado nuevos, o sea que su interpretación es también una suposición de lo q a ella le pareció.
    4. usa la palabra \”partenarie\” mal y snobmente.
    5. le preguntan una mierda que continúa con eso de \”solo hablan de chongos cuando hablan de responsabilidad afectiva\”
    6. todo lo que dice es totalmente subjetivo, sin fundamentos, onda, \”lo que opino YO que no soy nadie pero tengo la VERDAD\”
    7. UNA PROFESIONAL DE LA PSICOLOGÍA HABLANDO DE FORMA INCORRECTA SOBRE LA EMPATÍA, IGNORANDO SU SIGNIFICADO REAL EN EL MUNDO DE SU PROFESIÓN
    8. sigue ignorando los términos q usa despectivamente \”si nos vamos a relacionar afectivamente… Porque ese es el término, ¿no?\”
    9. bordea peligrosamente justificar el accionar de machos nefastos con \”inconsciencia \” y \”no saber lo que hacen\”
    10. Freud ya está cancelado un toque, no? no tiene nada nuevo que sumar a la mesa esta persona que escribe esto, además habla como cualquiera que leyó en wikipedia sobre psicoanálisis y le pinto hacer lx filósofx berreta
    11. \”querer no es poder\” habla de cuestiones propias, no de lo que afecta a terceros. tergiversa todo a la mierda
    12. está clarísimo que habla sin tener NI IDEA de lo que significa la responsabilidad afectiva
    13. CASI QUE JUSTIFICA LOS CELOS SIN MOTIVO Y NOMBRA RESPONSABILIDAD AFECTIVA EL VALIDARLOS, super peligroso si lo relacionas con el \”es tu culpa q te cague a palos porque claramente estabas provocando aunque no hiciste nada pero me puse celoso y sos responsable\”
    14. \” Y si te lo hago una y otra vez, está en vos ver por qué te quedás esperando a alguien que te dice una y otra vez que va hacer algo que no hace.Endilgarle todo al otro, evita que uno se pregunte cosas a sí mismo. Uno siempre es bueno, casto, puro y todo es culpa del otro. No me parece.\” ME ESTÁS JODIENDO? VICTIM BLAMING, ALGUIEN?
    15. \”No es que el otro desaparece de la noche a la mañana: había indicios.\” YA SÁQUENLE EL TÍTULO QUE YA CUESTIONO QUE TENGA A ESTA PERSONA NEFASTA.
    16. La persona que pregunta salta de la nada, sin nada de hilo narrativo con el \”actitudes patriarcales\”, de la NADA.
    17. \”No tengo nada en contra de los pastores, pero tienen un discurso evangelizador y lo que yo entiendo por feminismo, es lo contrario.\” Y de dónde carajo sacaste entonces esa analogía mal lograda o cómo llegaste a hablar de evangélicos mientras intentabas caretear feminismo de salón que se horroriza al son del \”no me representan\” enmascarado de estereotipos de lo que hace una mujer despechada, nada?
    18. A mí me gusta mucho la idea de “estar intoxicado”. Siempre lo pensé en términos positivos. ESTA FRASE LO EXPLICA TODO
    19. NO PUDE SEGUIR LEYENDO ESTA MIERDA

    Reply
    • Santi says: 12 junio, 2019 at 13:41

      A terapia, urgente.

      Reply
    • Raul Darthes says: 14 junio, 2019 at 13:47

      Cuánta soberbia, Marina! Yo tampoco leí tu comentario entero…

      Reply
    • xel juezx says: 15 junio, 2019 at 11:46

      Marina la tenes adentro y tu meh meh de oveja nos chupa un huevo segui con tu radfem de cuarta globoluda

      Reply
    • xel juezx says: 15 junio, 2019 at 11:49

      ridicula

      Reply
    • Lala says: 14 julio, 2019 at 10:29

      Policía detected

      Reply
  • Natalia says: 11 junio, 2019 at 19:39

    A mí no me gustó que diga “coger”. Me pareció chabacano e innecesario de su parte. Parece salido de un programa de televisión. Me hubiese gustado más que dijese “tener relaciones sexuales”.

    Igual, es cierto que existe el inconsciente, o sea, hay una parte que no controlamos. Dejémosle ese mérito al gran Freud, porque si no estamos en el horno.

    Ahora, la referencia a los evangelistas es porque a los terapeutas salidos de la universidad, psiquiatras y otros, los pastores les están sacando trabajo hace rato. Es una cuestión simple de mercado. Lo saca de la manga porque le preocupa. Nada más que eso. Y es verdad que es preocupante pero no tiene nada que ver con el feminismo, es otro tema, me parece.

    Está medio mezclado todo.

    Lo de “intoxicado” es buenísimo. O sea, en una sociedad adictiva como la nuestra, la psiquiatra defiende un modo positivo del estar intoxicado. No sé, choca un poco.

    Reply
  • Dora Apo says: 11 junio, 2019 at 20:50

    Creo qe eres Virginia te aclaro qe entendi casi nada. Toda mi vida fui militante politica y tanto la sicologia , y demas ramas qe la contienen no las tuve jamas en cuenta. Te agradezco tamaño esfuerzo para un tema totalmente desconocido para mi. Un abrazo compañera

    Reply
  • Gabriela says: 12 junio, 2019 at 13:46

    Muy interesante Alexandra Kohan. Es necesario siempre reflexionar el discurso feminista. Me quedé pensando en varios puntos como la empatía, el no es no, el desvanecimiento de lo públic por lo privado y las relaciones de poder. Concuerdo contigo en muchas cosas sin embargo no concuerdo con:

    .1. La empatía es un arma para poder apoyar, para poder ayudar y hasta para poder amar bien.
    2. Hermana yo si te creo! Suena fanático pero responde a una realidad. La violencia funciona así en contra de la mujer. No es bueno generalizar pero sin generalizar no se pueden hacer políticas públicas. Tenemos una historia donde la justicia no metió preso al esposo, padre, ex conviviente, novio que violó a una mujer, el yo sí te creo responde a una verdad. No es no, es verdad la nena tiene su sexualidad e incluso puede ser la que tiene el poder pero en la mayoría de caso no es así. La menor de edad, la niña embarazada.
    3. Lo pesonal es político no limita a lo público más bien lo fortalece.

    Claramente entiendo el punto, no es hombres versus mujeres. Ellos también son parte del feminismo y de su lucha!

    Un abrazo

    Reply
  • Ale says: 13 junio, 2019 at 21:24

    Me gusto mucho la nota, disfrute ver las respuestas, en especial cuando se encendian al colgarse con palabras superficiales, mas interpretación y menos insultos.

    Reply
  • Mercedes says: 14 junio, 2019 at 13:16

    Muy bueno. Para pensar… En ese sentido está muy bueno, no repite como loro, sino que tira ideas.

    Reply
  • Dolores says: 14 junio, 2019 at 16:34

    No dice nada que no hayan dicho mucho antes las feministas europeas o algunas norteameicanas como Paglia. Icluso hay argentinas como Nancy Giampaolo que van más a fondo en la crítica y con perspectiva más afin a la realidad argentina, con un estilo menos cerrado onda “soyprogredelauba”. La señora Kohan va sobre seguro, escandaliza un poquito pero sin patear el tablero, no vaya a ser que la escrachen o le escrachen al marido jajaja, igual es mejor esto que el feminismodemamadera de Ofe Fernandez, o las viejas resentidas de página12, eso seguro. Pero le falta ovario y hace pasar como ideas propias lo que afuera se viebe hablando hace mil

    Reply
  • Dolores says: 14 junio, 2019 at 16:41

    No dice nada que no hayan dicho mucho antes las feministas europeas o algunas norteameicanas como Paglia. Icluso hay argentinas como Nancy Giampaolo que van más a fondo en la crítica y con perspectiva más afin a la realidad argentina, con un estilo menos cerrado onda “soyprogredelauba”. La señora Kohan va sobre seguro, escandaliza un poquito pero sin patear el tablero, no vaya a ser que la escrachen o le escrachen al marido jajaja, igual es mejor esto que el feminismodemamadera de Ofe Fernandez, o las viejas que hacen su negocio a costa del movimiento como las de de página12, eso seguro. Pero le falta ovario y hace pasar como ideas propias lo que afuera se viebe hablando hace mil

    Reply
  • Pili says: 15 junio, 2019 at 07:22

    Me encantó la entrevista!

    Reply
  • Sebas says: 15 junio, 2019 at 14:25

    Freud está cancelado? Ja ja ja ja ja ja ja.

    Reply
  • Fer says: 16 junio, 2019 at 03:32

    Esta persona compró el título de psicóloga y además no tiene idea de li que es el feminismo…no se puede de batir…no hay ideas…

    Reply
  • Dolores says: 16 junio, 2019 at 13:46

    Publiqué dos comentarios y no salen. Censura?

    Reply
  • Towy Solorzano says: 16 junio, 2019 at 21:35

    Senciallmente delirante!!!!! Cada argumento y cada parrafo, trae algo que te da un sacudon y .. sientes ( como dicen aqui ) me ha caido la locha!!!!
    Pues, nos llenamos de definiciones y de patrones para comportar, segun la tendencia vigente..
    AGradecida!!!!

    Reply
  • Gonzalo says: 18 junio, 2019 at 00:30

    Interesantísimo análisis. Pero creo que Alexandra, tal vez por las trampas del lenguaje, también cae en esa esencialización de una posición del sujeto que cuestiona, cuando dice “cierto sector peca de yoísmo, de voluntarismo, individualismocosas que pregnan mucho más en los jóvenes. Y eso yo lo puedo entender porque la adolescencia es traumática”

    Reply
  • Ceci says: 21 junio, 2019 at 14:08

    Hoy lo comprobé en la escuela las niñas dicen a los varones a las mujeres no se les pega. Feminismo mal enfocado y lucha de generos. No a la violencia debería ser el lema

    Reply
  • Marcelo says: 25 junio, 2019 at 15:02

    Es muy bueno el reportaje y creo que lo que dice ayuda mucho a pensar. Sobre todo a los que pasamos los 50 y necesitamos procesar un monton de cosas. No estoy de acuerdo con lo que plantea respecto a la empatia. La empatía es otra cosa.

    Reply
  • Adan Paradice says: 3 julio, 2019 at 16:02

    Queridos amigos, la realización de las premisas del reortaje nos obliga a un exhaustivo análisis de las condiciones sociales y culturales en las que vivimos.
    Dados los condicionamientos actuales, la complejidad de los estudios relacionados cumplen un rol esencial en la formación de las directivas de desarrollo para el futuro. Asimismo, el aumento constante, en cantidad y en extensión, de nuestra sociedad exige la precisión y la determinación del sistema de participación general.
    No hemos de olvidar que la estructura actual de la organización ayuda a la preparación y a la realización de las actitudes de los miembros hacia sus deberes ineludibles., y de igual manera, el nuevo modelo de sociedad que garantiza la participación de un grupo importante en la formación de las nuevas corrientes de pensamiento.
    La práctica de la vida cotidiana prueba que, el desarrollo continuo de distintas formas de actividad cumple deberes importantes en la determinación de las direcciones educativas en el sentido del progreso. No es indispensable argumentar el peso y la significación de estos problemas ya que, nuestra actividad de información y propaganda facilita la creación del sistema de formación de cuadros que corresponda a las necesidades.
    Experiencias ricas y diversas muestran que, el reforzamiento y desarrollo de las estructuras obstaculiza la apreciación de la importancia de las condiciones de las actividades apropiadas. El afán de organización, pero sobre todo la consulta con los numerosos militantes ofrece un ensayo interesante de verificación del modelo de desarrollo.
    Los principios ideológicos, condicionan que el inicio de la acción general de formación implica los procesos de reestructuración y modernización de las formas de acción. Incluso, bien pudiéramos atrevernos a sugerir que un relanzamiento específico de todos los sectores implicados habrá de significar un auténtico y eficaz punto de partida de las básicas premisas adoptadas.
    Es obvio señalar que, la superación de experiencias periclitadas permite en todo caso explicitar las razones fundamentales de toda una casuística de amplio espectro.
    Pero pecaríamos de insinceros si soslayásemos que, una aplicación indiscriminada de los factores confluyentes asegura, en todo caso, un proceso muy sensible de inversión de los elementos generadores. Y además, quedaríamos inmersos en la más abyecta de las estulticias si no fuéramos conscientes de que, la condición sine qua non rectora del proceso radica en una elaboración cuidadosa y sistemática de las estrategias adecuadas para configurar una interface amigable y coadyuvante a la reingeniería del sistema de valores.
    Por último, y como definitivo elemento esclarecedor, cabe añadir que, el proceso consensuado de unas y otras aplicaciones concurrentes deriva de una indirecta incidencia superadora de toda una serie de criterios ideológicamente sistematizados en un frente común de actuación regeneradora.
    Saludos.

    Reply
    • Mara says: 3 julio, 2019 at 16:07

      Muchas gracias por tu colaboración, aunque hay cosas que no comparto, estoy de acuerdo con muchos puntos.

      Reply

    Responder a Brenda Cancelar respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.