06 / 11 | Cultura, Política

LA QUE NACIÓ PARA EL TANGO Y LA DESIGUALDAD SE LE HIZO TRIPAS

1.

Para fines de 1972, en casa se respiraba otro aire. Por lo menos yo sentía eso y de ahí viene mi recuerdo. Ese año, el ánimo del abuelo Américo era otro. Se lo notaba más contento, no cascarrabiába –si se me permite el neologismo-tanto si su siesta era interrumpida por algún pelotazo en el portón del garaje, estaba muchos más atento a las noticias, y veía todos los noticieros que podía. También la abuela y mis viejos tenían otro semblante, claro, no entendía el porqué, sólo notaba un cambio. Una vez más, Américo fue el que con sus charlas me fue “avivando”. Lo que pasaba en esa casa de clase media en una barriada del conurbano bonaerense, era algo parecido, permítaseme la analogía, a lo que hace unos meses sentenció el gobernador Axel Kicillof: Ahora hay un horizonte, ahora sabemos que en tres o cuatro meses tendremos una vacuna. El cambio de talante tenía que ver con que ahora sí había un horizonte, ahora volvía “él”, volvía después de 18 años de exilio y en mi casa, volvía la esperanza. Recuerdo una noche, mientras se veía en Canal 13 un informe del periodista Sergio Villarruel desde Italia en el que detallaba sitios de la ciudad de Roma como el Arco de Jano y la Vía del Velabro, cómo toda mi familia miraba con suma atención el informe. Es que se trataba nada más ni nada menos que del “Operativo Retorno”, ese que devolvía a Perón a la Argentina. Fueron pasando notas a Leonardo Favio y Lorenzo Miguel, así como imágenes de Héctor Cámpora, Antonio Cafiero y Juanita Larrauri. Era la noche del 16 de noviembre de 1972. Al otro día Juan Perón regresaría a nuestro país. Pasada la emoción que sintieron después de ver el noticiero le pregunté al abuelo por esa señora que habían nombrado, ¿quién es esa Juanita abuelo? El, que se decía ‘peronista de Perón’, algo que aprendí a entender con los años, me dijo: Juanita fue la primera mujer senadora en este país, amiga de Evita y como yo, peronista de Perón.

2.

Porteña del barrio de Floresta, nació el 12 de marzo de 1910. Sin embargo, su infancia se desarrolla en Ezpeleta, localidad del sur del conurbano bonaerense. Muy temprano,a los 16 años, la escucha cantar un guitarrista y le consigue una prueba en LR3 Radio Nacional, luego Radio Belgrano.En esos años mozos, ya era una mujer que llamaba la atención, y como supo decir ella misma: En aquel entonces, era como una perla bruta extraída de la granja de mi padre y trasplantada a la radio. Para colmo, como todavía era mal visto que una muchacha fuera artista, todo el mundo pensaba que sólo una cualquiera podía dedicarse a las tablas. Por eso, algunos se creían con derecho a afilarme, y yo, muchas veces, tenía que salir del paso a trompada limpia. Por ejemplo, una vez le di un tremendo trompazo en la mandíbula a un famoso director de radio Belgrano, en presencia de don Jaime Yankelevich. No puedo decirle el nombre de la persona, porque es muy conocida.

"Por su desempeño en Entre Ríos es nominada candidata a senadora por esa provincia en las elecciones de 1951, constituyéndose así en la primera senadora argentina mujer"

Compartir:

En otras ocasiones, girando por distintas localidades de la provincia de Buenos Aires, las cosas podían ponerse más espesas. A veces se veía obligada a noquear a sus pretendientes con golpes fulminantes como la ocasión en la que relata a la revista Siete Días Ilustrados en un reportaje de 1973, que cierta vez cantaba en un teatro de Ituzaingó… y se me acercó en plena función un tipo que fue a sentarse en la primera fila y que comenzó a sacar billetes del bolsillo y a jugar burlona y provocativamente con ellos. A mí me produjo un fastidio tremendo. Recuerdo que en ese momento estaba cantando el tango ‘Mano a mano’, y mirándolo bien de frente le recalqué con toda la mufa que tenía acumulada, los versos que dicen: ‘En la cuenta del otario que tenés se la cargás’. En otras palabras, le estaba diciendo: Mira, preparate, porque conmigo la cosa no viene así no más. La cosa es que, ni bien terminé la canción, me tiré del escenario como una bestia enfurecida (con vestido largo y todo), lo agarré del cuello con una mano y le di tantas, trompadas que tuvieron que llevarlo al hospital con un labio partido. Después me enteré que ese hombre le había hecho lo mismo a Mercedes Simone, en el año 1937, y que la pobre se había ido del pueblo llorando.

Así era y así se defendía en la década del treinta, la joven cantante de tangos Juana Larrauri de Abramí, tal su real nombre, conocida popularmente como Juanita Larrauri. Como cantora de tangos tuvo una corta carrera. Debutó en 1931 en LR3 Radio Nacional (luego denominada Radio Belgrano) y al año siguiente actuó en LS3 Radio Mayo y en LS5 Radio Rivadavia. En 1936 registra su primer disco para el sello Odeón interpretando los temas “Castigo” y “Sueño fue”. Hace algunas giras breves por el interior y exterior del país, aunque su fuerte estuvo en sus actuaciones en radio, las cuales realiza con creciente frecuencia. Era el apogeo de su corta carrera. Para 1949 se casa con el director de orquesta Francisco Rotundo. Trabó amistad con personajes de la talla de Agustín Magaldi, Mercedes Simone, Azucena Maizani y el propio Carlos Gardel. Justamente sobre él se animó a decir que, si viviera hoy en día, le aseguro que sería peronista. Yo lo conocí en el año 1933, y una de las primeras impresiones que me causó fue la de ser un individuo capaz de enloquecer a las mujeres y que sentía un gran amor por su pueblo. Y para dar prueba de ese compromiso con lo popular, cuenta: Una vez se hizo una gran comida en la radio en homenaje a Carlitos. Bueno, él había pedido que nadie se sentara al lado suyo, porque tenía un invitado especial. Entonces, cuando todo el mundo estaba pendiente de quién sería la dama a la que, se suponía, concedería semejante honor, Gardel se vino con el portero y lo invitó a sentarse a su lado. Así era Carlitos.

Y lo de citarlo peronista, viene a cuento porqué justamente con la irrupción del peronismo en la década del cuarenta, Juanita se aferra fuertemente a él, truncando la carrera actoral para convertirse en militante.

3.

Desde ese compromiso militante es convocada por Eva Perón para organizar la rama femenina del movimiento, nombrándola delegada en la provincia de Entre Ríos. Integró la conducción nacional del Partido Peronista Femenino, presidido por Eva, junto con Águeda Barro, Dora Gaeta, María Rosa Calviño, Amparo Pérez y Delia Parodi. Por su desempeño en Entre Ríos es nominada candidata a senadora por esa provincia en las elecciones de 1951, constituyéndose así en la primera senadora argentina mujer. Ese mismo año interpretó el tema “Evita Capitana”, adoptado luego como el himno femenino peronista. Al igual que al resto de los representantes democráticos del país, el 16 de junio de 1955, Juanita fue derrocada y encarcelada por la dictadura militar. Además, sufrió la proscripción que se impuso sobre todos los miembros del peronismo. Sin dudarlo, se sumó a la Resistencia Peronista, siendo allí una de las principales dirigentes de la rama femenina. Hay muchas anécdotas para trazar un recuerdo sobre Juanita, a mi antojo, voy a citar las que la muestran cabalmente. En 1953, la carrera de Julio Sosa, estuvo a punto de venirse abajo, debido a unos pólipos en la garganta, Juanita, sin medir gastos, lo hizo atender por el Doctor Juan Elkin, quién le devolvió la naturalidad a su garganta. Hay otra jugosa, es la de un intercambio epistolar con Perón en 1958, en la que el propio Juan la reta escribiéndole pelean por cargos, en lugar de abocarse a organizar tareas violentas para recuperar el cadáver de Eva. Y la última, fue contada por la propia protagonista: Alcira Argumedo. En una ocasión mientras entrevistaba al general, se le acerca Larrauri y le dice ‘mire General que en la universidad hay muchos comunistas’ y Perón le contesta ‘pero Juanita, si comunistas ya no son ni los rusos’.

"con la irrupción del peronismo en la década del cuarenta, Juanita se aferra fuertemente a él, truncando la carrera actoral para convertirse en militante"

Compartir:

4.

Cuando el 1972 se volvió a legalizar el Partido Justicialista, Juanita integró el Consejo Superior por la Rama Femenina. Y fue parte de la comitiva que acompañó al General en su regreso. Durante éste mismo año se dio el gusto de volver al canto, grabó un disco larga duración titulado “Canto para mi pueblo”, con 12 temas, algunos de ellos fueron “El Ciruja”, “La Cumparsita”, “Morena Clara”, “Nueve de Julio”, sorprendiendo a muchos, porque a pesar del tiempo transcurrido conservaba aún esa voz especialmente atractiva que la hubiera convertido en estrella.

Para las elecciones de 1973 es nuevamente electa senadora nacional y una vez más vuelve a sufrir un nuevo derrocamiento con el golpe de 1976.

Pasó los últimos años de su vida en su casa de Ezpeleta frente a la estación del tren, casa en la que levantó, como en tantos hogares argentinos, un altar en homenaje a Evita. Se jactaba de su jardín y sus rosales, que, según ella, eran distintas porque la tierra de su cultivo, era tierra que cada 26 de julio recogía de los jardines de Austria y Libertador, lugar donde muriera Evita. Por esa razón, sus rosas crecen sanas y más perfumadas.

El 21 de febrero de 1990, a los 79 años, falleció Juanita Larrauri, paradigma como tantas mujeres peronistas, como Delia Parodi, de la lealtad y los principios.


You Might Also Like

1 Comentario

  • Ernesto Volturo says: 6 noviembre, 2020 at 14:19

    Perdón que sea reiterativo, pero es muy agradable leer lo que has escrito, es hacer un poco de justicia sobre una señora que dio numerosos ejemplos de honestidad militante y principios morales que todos los que tuvimos la suerte de conocer, pudimos apreciar. Quizás faltó un detalle, muchos “gorilas” la demostraron diciendo que se había quedado con dinero que no le correspondia ( ya en esa época se mentía), cosa que es falso, dado que ella, en medio de la represión fue al domicilio del Dr. Pedro ARA
    y le entrego el resto del dinero que se d adeudaba por el trabajo que había efectuado sobre el cadáver de EVA DUARTE de PERON. Y agradezco que figure en éste hermoso relato a Delia Parodi que también tuve el gusto de conocer. Tenés la facilidad de emocionarme!!!!!

    Reply
  • Dejanos tu comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.