04 / 07 | Política, Sociedad

TWITTER ARGENTINA: CIBERTROPAS CONTRACTURADAS

Diego Cano Lucas Malaspina* @DC_1867 - @thebadthorn Extracción y visualización de datos: Nicolás Rubinstein


Mientras algunas lecturas sugieren un corrimiento de la política hacia el centro, nuestro análisis de la actividad en Twitter en las últimas semanas nos muestra que el desarrollo de la batalla en las redes fagocita todos los matices –Pagni dixit– reafirmando que la polarización es lo que domina la acción.

La novedad es que la oposición supera en volumen a la sólida articulación comunicacional del gobierno en Twitter, aunque se caracteriza por una mayor dispersión temática.

La semana del cierre de listas fotografió un peculiar estado de situación en la batalla de las fuerzas políticas. Se trata de un escenario moldeado a fierro caliente, en extremo dinámico, donde la discusión violenta entre oficialismo y oposición en Twitter se masificó. 


Una radiografía de la grieta

En nuestro análisis realizamos un relevamiento de la conversación sobre la “rosca” en los siete días subsiguientes a la presentación de las alianzas (del 12 al 19 de junio). El uso de hashtags habitualmente expresa una acción coordinada, ya sea de tipo militante o por medio del uso de trolls y bots -práctica que tras años de desarrollo ha adoptado la denominación más fancy de astroturfing. Si bien algunas fuerzas menores también lograron la instalación de TT -la izquierda trotskista, que en los últimos años ha dado pasos importantes en el terreno digital, instaló el HT #FITUnidad para anunciar la inclusión del MST en el espacio protagonizado por el PTS y el PO- quedaron muchos cuerpos por delante, como es previsible, la coalición gobernante y la principal fuerza opositora. 

A continuación presentamos una clusterización (identificación de las burbujas de interacción) de los usuarios que intervinieron en apoyo a estos dos sectores, relevando más de 5000 HTs utilizados esa semana. Para esto recogimos más de 275 mil tweets y RTs de 50 mil usuarios diferentes. El tamaño de las etiquetas expresa el volumen adquirido por cada uno de los HTs, mientras que los puntos a su alrededor expresan a los usuarios, cada uno de los cuales puede haber intervenido en más de un HT.

Algunos elementos que se desprenden de la imagen:

– En primer lugar,pese a que existe un lugar común acerca de la superioridad del oficialismo en las redes sociales, el volumen – medido tanto en cantidad de usuarios como de tweets y RTs- expresa una ventaja considerable por parte del kirchnerismo (en números 173 mil menciones vs. 105 mil). El siguiente gráfico expresa el volumen total de la sumatoria de todos los hashtags impulsados respectivamente por el frente opositor y el oficialismo.

– En segundo lugar, se advierte una notable concentración de esfuerzos en la coalición oficialista en un único hashtag, #JuntosPorElCambio (que alcanzó las 87 mil menciones). Se destaca, a la vez, su carácter positivo, si bien detrás de él pudieron colarse los contenidos de odio a los que nos tienen acostumbrados las redes, como el siguiente ejemplo.

El ataque se concentró en la incorporación de Massa a la alianza, con el hashtag #MassaArrastrado, buscando explotar el “archivo” del candidato contra la ex presidenta. De manera general, las menciones a Massa son menciones del oficialismo. A pesar de que #EsConTodos, prácticamente no es mencionado en los principales HT de la oposición, que esquivaron referirse explícitamente a él en sus acciones coordinadas.

Otros hashtags que aparecen en el clúster oficialista, además del clásico #novuelvenmas, con cierto volumen apuntaron contra el conductor Jorge Rial (#rialbasura, #rialcagon, etc), cuya polémica performanceantimacrista en las redes sociales que aparece aquí cumpliendo la función de “llevarse la marca” de miles de cuentas oficialistas.

– En el caso del Frente de Todos se advierte en cambio una mayor dispersión de hashtags, varios de los cuales lograron colocarse como TT. Los de mayor volumen también son positivos, como #FrenteDeTodos (30 mil menciones), #YoVotoAlFrenteDeTodos y #BienvenidosTODOS, si bien también tuvieron importancia los HT que atacaron al oficialismo: #ManotazoPRO y #EchenAPichetto (en referencia al cargo en el Consejo de la Magistratura que finalmente se vio obligado a abandonar), entre otros.

– Algunos hasthags de contenido neutro se ubican en el centro porque operan como un territorio de disputa para posicionar la agenda de cada sector, y por ese motivo se ven a la vez artificialmente inflados. Es el caso de #buenmiercoles o #buenviernes, pero también de #martesintratable o #soloperiodismo. La victoria en estos casos es siempre transitoria y minuto a minuto. Otro dato relevante es que la agenda cotidiana está mucho más presente del lado opositor, que impulsó hashtags relativos al apagón como #sinluz o #cosasquepasan. 

"a diferencia de lo que se asume habitualmente, no es cierto que la acción coordinada del oficialismo supere en poder de fuego a la oposición"

Compartir:

Como se ve, a diferencia de lo que se asume habitualmente en el debate público, no es cierto que la acción coordinada del oficialismo supere en poder de fuego a la oposición. Pero sí, como vimos antes, logra una mayor articulación y homogeneidad, a pesar de algunas patrullas perdidas (¿o desprendidas?). Como planteó María Esperanza Casullo a partir de un informe de Luciano Galup, si algo caracteriza a Cambiemos es su capacidad de mantenerse on message, algo que ya ha sido demostrado en ocasiones anteriores (ver la excepcional investigación publicada en “El Gato y la Caja” en torno al debate sobre el CONICET).

Un discurso contenedor

En otro nivel de análisis, valiéndonos de las candidaturas y las alianzas presentadas como “palabras clave”, recogimos más de 2 millones de tweets. De los cientos de miles de menciones que recibieron las principales figuras políticas argentinas, en las menciones a los candidatos a Presidente y Vice, se observa un claro predominio de Mauricio Macri. Esto puede explicarse por el hecho de que en este momento es altamente redituable para quienes revistan en la oposición criticar al presidente para posicionarse, incluso en desmedro de potenciar a sus propios candidatos.

El sentimiento negativo en torno a Macri y a Cristina se muestra en órdenes cercanos al 60%, pero el saldo termina siendo favorable a la oposición en tanto se concentran los dardos lanzados en la conversación general sobre el presidente.

Sólo Pichetto lo superó en volumen el día 12, todavía arrastrando el impacto del anuncio del senador como candidato a vicepresidente. Más llamativo es que en el frente opositor, Massa tiene un volumen de menciones sensiblemente superior a CFK, mientras que Alberto Fernández está en el pelotón de los más bajos, junto a Espert y los candidatos de Consenso Federal 2030 y el FIT. 

Durante el último tiempo, un gran sector de cuentas oficialistas organizó su discurso de manera directa contra el peronismo, el Papa Francisco, buscando explotar la polarización en clave duranbarbiana. Al conocerse la designación de Pichetto, una minoría intensa se mostró “desgarrada” por la noticia. Este clima de contractura comunicacional fue expresado por @chica_belica al decir: “Le acabo de dar like a un tuit de Pichetto. Me estoy dirigiendo a la Iglesia más cercana para q me realicen un exorcismo”. En diálogo implícito con este tendal de heridos (liberal-libertarios) por la incorporación de un peronista, en ese espectro muchos adoptaron un tono combinado de contención y concesión al bancar la movida.En la nube de palabras más utilizadas en el HT, quedaron jerarquizadas “jugada”, buscando enfatizar la importancia estratégica de la acción, y “república”, que comienza a despegar como un baluarte clave del discurso que justifica y da sentido a esta nueva etapa de la alianza gobernante. 

La batalla feminista

Por último, el 18 de junio se produjo una acción coordinada transversal a las listas, con foco en la paridad de género. La convocatoria fue tuiteada por @OjoParitario con anterioridad, planteando un día y horario y una lista de tres hashtags.

El gráfico muestra cómo de entre los tres hashtags, impulsados todos como parte de la misma acción, se produjo un marcado predominio de #FeministasEnLasListas por sobre los otros dos (88% de un total de 18350 menciones). Parte de la campaña tomó este último en oposición a #MujeresEnLasListas, teniendo en cuenta por ejemplo la reciente elección de Amalia Granata (ver por ejemplo, la cuenta de Mercedes D’Alessandro, referente de @EcoFeminita). La radicalización de esta posición, si bien puede observarse que algunas cuentas cercanas al oficialismo hicieron propio el hashtag, se dio en simultáneo con otro proceso: la presión en favor de #FeministasEnLasListas se terminó concentrando sobre todo en el clúster (o racimo) opositor. 

"más allá de la transversalidad de la campaña feminista su mayor poder de fuego real se da alrededor del Frente de Todos"

Compartir:

Es decir que más allá de la transversalidad de la campaña feminista (y de la polémica frase de Cristina en el foro de CLACSO planteando que “en nuestro espacio hay pañuelos verdes y también celestes”), su mayor poder de fuego real se da alrededor del Frente de Todos. En esa misma línea, con posteridad al período analizado en el campo oficialista comenzó a moverse #ConAbortoNoTeVoto, donde cuentas celestes criticaron, por ejemplo, la preponderancia de figuras pro-ILE en el macrismo de CABA (Martín Lousteau y Guadalupe Tagliaferri).

El ¿amor? después del (des)amor

Desde el inicio, CFK pateó el tablero político proponiendo un virtual relajamiento de la grieta, la cual no sólo se expresa sino que en un punto ha nacido y se ha fomentado especialmente a través de las redes sociales. La elección de Alberto Fernández es, en ese sentido, desestructurante para propios y extraños. Los asuntos insignia que han sido materia de diferenciación de AEWRTS(el neologismo millenial con el que el candidato es denominado por el influencer @tomasrebord), han sido justamente los que prohijaron una sustancia para la formación de las huestes proto-macristas y anti-kirchneristas antes de la victoria “amarilla” en 2015: Clarín y el memorándum con Irán, o sea, la cuestión Nisman. Una continuación de aquello que reflejó el experto Ernesto Calvo en su libro Anatomía política de Twitter en Argentina. Tuiteando #Nisman

Si bien en la conformación de las fórmulas presidenciales se advierte la conciencia de la inviabilidad de gobernar bajo la continuidad de la grieta, es esperable una postergación de esos efectos hasta el período post-electoral. Mientras tanto asistimos a un recrudecimiento de la virulencia verbal y el fuego cruzado. La pregunta es si al final de esta espiral de confrontación quedará algo en pie de las potencialidades que llevaron a dos “armadores” como Miguel Ángel Pichetto y Alberto Fernández al centro de la escena política.


You Might Also Like

Comentarios

Dejanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.